Warning: Use of undefined constant wp_cumulus_widget - assumed 'wp_cumulus_widget' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/27/d391336691/htdocs/CROMYSAT/WEB/wp-content/plugins/wp-cumulus/wp-cumulus.php on line 375
Glass » Informatica Cromysat

Entradas correspondientes a la etiqueta 'Glass'

sep 19

Comparativa: iPhone 5 contra Samsung Galaxy S3

IPHONE-5-GALAXY-S3

Ya hace unos días que Apple presentara, por fin, su iPhone 5 y la mayoría de las filtraciones de las últimas semanas en los medios de comunicación se han confirmado. Aunque es una obviedad, lo normal es que el nuevo terminal de la compañía de la manzana se convierta en el rival natural del Samsung Galaxy S3 que, desde el mes de mayo, ha dispuesto del mercado mundial para él solo, sin que nadie le hiciera sombra. Pero ¿cuáles son las diferencias entre uno y otro?

Vamos a empezar por el exterior de ambos terminales. Apple ha conseguido encajar una pantalla de 4 pulgadas en un terminal que, aunque ha aumentado el alto (123,8 milímetros), ha mantenido el ancho (58,6 mm) y ha disminuido su grosor hasta los 7,6 milímetros (recordar que el iPhone 4S esta última medida era de 9,3 mm). Por tanto, el peso del iPhone 5 es de 112 gramos algo que debe en parte a su cuerpo de aluminio anodizado y al perfecto corte con incrustaciones de cristal para conseguir el acabado final. El Samsung Galaxy S III, con una pantalla de 4,8 pulgadas, le supera en alto (136,6 mm), en ancho (70,6 mm), en grosor (8,6 mm) y en peso (133 gramos). Esto significa que si quieres un terminal algo más pequeño, tendrás que renunciar a casi una pulgada de tamaño de pantalla.

Además del tamaño, otro tema interesante del nuevo iPhone 5 es la pantalla con tecnología de Retina pero con una resolución mayor, 640 por 1.136 píxeles, una densidad de 326 ppp y Gorilla Glass para su protección. El Samsung Galaxy S III utiliza su tecnología Súper AMOLED para la pantalla con una resolución mayor, 720 por 1.280 píxeles, pero algo menos de densidad en sus puntos por pulgada, 306. También utiliza Gorilla Glass pero en su segunda versión.

 

El lío de las redes

Primero vamos a enunciaros las redes con las que puede trabajar cada terminal y luego os explicamos el lío del LTE. El iPhone 5 puede funcionar, dependiendo del modelo, con redes 2G (GSM 850, 900, 1800 y 1900, y CDMA 800, 1700, 1900 y 2100); 3G (HSPA 850, 900, 1900 y 2100, y CDMA2000 1xEV-DO); y 4G (LTE 700, 850, 1800, 1900 y 2100). El Samsung Galaxy S III también trabaja con 2G –GSM–, 3G –HSPA–, y 4G –LTE–. Como todos nuestros lectores saben, las redes que proporcionan una mayor capacidad y velocidad para el manejo de datos son las últimas, el llamado 4G, pero no todos los países cuentan con ellas y menos en Europa que, en este aspecto, vamos bastante retrasados con respecto a Norteamérica y Asia. Así, los operadores LTE en los que se apoyaría el iPhone 5 y con el Galaxy S III están en: Estados Unidos (AT&T, Sprint y Verizon), Canadá (Bell, Rogers y Telus), Japón (KDDI y Softbank), Alemania (Deutsche Telekom), Reino Unido (Everything Everywhere), Australia (Optus y Telstra), Corea del Sur (SK Telecom y KT), Hong Kong (SmarTone) y Singapur (M1 y SingTel). Es obvio que los operadores que no tengan esta tecnología permiten el funcionamiento tanto el iPhone 5 como del Samsung Galaxy S III a través de sus redes 2G y 3G, esa es precisamente su versatilidad.

Hablando de operadores, otro tema interesante es el relacionado con la tarjeta SIM. El Samsung Galaxy S III viene con una micro SIM, igual que la que lleva el iPhone 4S. Pero el iPhone 5, tal y como se lleva filtrando semanas, se ha decantado por la nano SIM, aún más pequeña que la anterior. Así que, si finalmente te decides por el nuevo modelo de Apple, tu tarjeta micro SIM no valdrá para este terminal.

 

Memoria

El Samsung Galaxy S III, lo mismo que le iPhone 5, se ha decidido por una RAM de 1 GB. En cuanto a la capacidad de almacenamiento interno, 16, 32 o 64 GB, es una de las características que tendrás que elegir cuando adquieras cualquiera de los dos terminales. Evidentemente, el precio va en función de los GB. En el caso del nuevo terminal de Apple, de momento, solo se conocen los precios en dólares con operadores estadounidenses: 199, 299 y 399 dólares en función de su capacidad de almacenamiento. A esto hay que añadir que el iPhone 4S se queda en 99 dólares. Para saber lo que costará en España tendremos que esperar aún unos días.

La consecuencia de la aparición del iPhone 5 con unos precios, a través de operador, bastante ajustados, es que ya hemos encontrado páginas como la de Amazon en la que operadores como Sprint ofrece el Samsung Galaxy S III de 16 GB por 119,99 dólares o el de 32 GB con Verizon por 249,99 dólares. La bajada de precios es consecuencia del “efecto iPhone”. Veremos lo que pasa en Europa.

Por cierto, en este apartado de memoria no podemos olvidar un detalle magnífico para el Galaxy S III y es que lleva ranura para tarjetas micro SD (hasta 64 GB). El iPhone 5 no cuenta con esta opción.

IPHONE-5-GALAXY-S3-solo

 

Pequeños detalles a tener en cuenta

En la primera parte de este repaso al iPhone 5 y al Galaxy S III ya hemos hablado de las redes con las que pueden trabajar, pero hay que mencionar un detalle más: los Mbps a los que puede trabajar en 3G. Nos interesa porque son las redes que estamos manejando en España sobre todo para la transmisión de datos. El Samsung Galaxy S III en modo HSPA alcanza una velocidad máxima de bajada de 21 Mbps (HSDPA) y de 5,76 Mbps de subida (HSUPA). En cambio, el iPhone 5 es capaz de, además de alcanzar estas velocidades mencionadas, trabajar en modo DC-HSDPA a 42 Mbps.

Por otro lado, cuando decimos que un terminal tiene Wi-Fi o Bluetooth hay que profundizar más y ver cómo son. En este caso, los dos terminales comparten la versión 4.0 de Bluetooth y son Wi-Fi a, b, g y n (hasta 150 Mbps teóricos, señala Apple). Ambos pueden trabajar en modo tethering y el iPhone 5 añade lo que llaman Wi-Fi Plus Cellular ligado al sistema operativo iOS 6 que evita problemas de conexión cuando hacemos tethering, conectándose a la red de datos mientras la conexión Wi-Fi mejora. El Samsung Galaxy S III cuenta, además del tethering, con tecnologías DLNA y NFC.

Llegados a este punto hay que darle otro punto positivo al Galaxy S III con su maravillosa conexión micro USB estandarizada. El iPhone 5, por el contrario, viene con una nueva entrada, diferente a la del iPhone 4S, denominada Lightning con clavija reversible y con la opción de compra de un adaptador –29 dólares– para conectar a los accesorios anteriores a su aparición. Desde luego es una buena manera de activar este mercado y de obtener beneficios, pero no creo que cadenas de hoteles, gimnasios o vehículos con tienen la conexión del iPhone 4 o 4S estén tan contentos con la noticia. Un buen ejemplo es el sentir que ya ha recogido The Wall Street Journal en sus páginas.

IPHONE-5-GALAXY-S3-conexion

 

Espacio multimedia

El elemento que mejor representa este apartado es la cámara. Inicialmente, nos puede parecer la misma que lleva el iPhone 4S porque también es de 8 megapíxeles con flash de LED, lo mismo que la del Samsung Galaxy S III. Observando sus características con un poco más de atención, veremos que se ha mejorado la estabilización de imagen, que incluye un modo panorámico, que la detección facial trabaja ahora hasta con 10 personas y que ya se pueden hacer fotos mientras se graba vídeo. Algo que también puede hacer el S III.

Los dos terminales cuentan también con auto enfoque y con la posibilidad de hacerlo con un simple toque. Las dos cámaras principales pueden grabar vídeo HD a 1080p y 30 fps, y en el caso del iPhone 5 con luz de LED. En cuanto a las secundarias, la FaceTime del iPhone 5 tiene una resolución de 1,2 MP y la del S III de 1,9 MP. Eso sí, las dos puede grabar vídeo a 720p y 30fps, una interesante mejora respecto del iPhone 4S. Hablando de imágenes, junto con el nuevo terminal se ha presentado un sistema, PhotoStream, similar a Instagram pero para usuarios de Apple.

Y es que Apple se está intentando desmarcar de todo lo que huele a Google y por tanto, también de aquellos terminales que implementan Android como sistema operativo. Ya lo comentábamos hace semanas cuando se rumoreaba que el iPhone 5 no iba a venir con Maps y la consecuencia es que la compañía de la manzana ha optado por un sistema de mapas y navegación propio. Recordar que el Samsung Galaxy S III soporta A-GPS y también GLONASS, lo mismo que el iPhone 5.

El terreno del audio también ha sido un punto importante en la presentación que hizo Apple ayer de su iPhone 5. En el modelo se han introducido nuevas funciones de audio mejoradas como un sistema de micrófono direccional y una nueva tecnología para cancelar el ruido de fondo. Además, el terminal incluye una banda para audio que, según han comentado, será soportada por más de 20 operadores en todo el mundo. Y es que Apple sigue apostando por su asistente personal por voz, Siri que mejora incluyendo nuevos idiomas, acceso a resultados deportivos, recomendaciones de restaurantes y listas de películas. A estos datos que os suministramos también hay que añadir algo que se filtró a la prensa a la semana anterior a la presentación del iPhone 5, el rediseño de sus auriculares EarPods con un cambio de imagen total.

 

Sistema operativo

De todos es sabido que el nuevo iPhone 5 iba a ser el primer smartphone en implementar iOS 6, la nueva versión del sistema de Apple. La gran diferencia con Samsung es que los coreanos son adictos a Android y que el S III viene de serie con la versión 4.0 Ice Cream Sandwich. Junto con iOS 6 de la que hemos hablado en repetidas ocasiones, en la navegación hay novedades, ya que ahora desde Safari podremos tener una pantalla completa de una página web, algo que no se podía en modelos anteriores.

 

Lo que Apple oculta

Cuando conocemos un terminal de marcas como Samsung, LG o HTC lo primero que nos dicen es cuál y cómo es su procesador y su GPU. Del S III lo sabemos todo: un chip Exynos 4412 de cuatro núcleos a 1,4 GHz, Cortex-A9 y con una GPU Mali-400 MP. Del iPhone 5 y Apple parece empeñarse en no decir nada, solo sabemos que su procesador es un A6, un 22% más pequeño que el A5 y que es el primer ARM Cortex-A15. Ahora bien, desde este punto solo hay suposiciones hasta que el terminal pueda ser probado. Nos ha resultado muy interesante la noticia de la página PC Perspective, en la hace un repaso de las posibilidades del A6, con una frecuencia de reloj entre los 1,3 y 1,7 GHz, pudiendo alcanzar los 2 GHz en ciertas aplicaciones según las especificaciones propias de Cortex-A15. En cuanto a su GPU, el candidato más probable es la unidad SGX543MP4 de PowerVR.

IPHONE-5-GALAXY-S3-A6

Otro detalle que Apple siempre deja en el aire es la capacidad de su batería en mAh. Del S III sabemos que es de 2.100 mAh con unos tiempos de autonomía (en modo 3G) de unas 790 horas en espera y de 11 horas y 40 minutos de conversación. En el caso del iPhone 5, al menos, se ha comunicado oficialmente la autonomía que, en 3G, serían unas 225 horas en espera y 8 de conversación.

 

Finalmente…

Cuando se presentó el Samsung Galaxy S III podíamos elegir entre menos colores pero ahora ya tenemos las siguientes opciones: azul, blanco, negro, gris titanio, granate o ámbar. El iPhone 5, de momento, solo vendrá en dos tonos: blanco/plata y negro/pizarra. Esperemos que todos estos detalles que te hemos comentado sobre los dos terminales te ayuden a elegir cuando el nuevo iPhone llegue a España el 28 de septiembre, momento en que conoceremos, si no se filtra antes, las condiciones de su adquisición y el precio.

 

FUENTE: MovilZona

 

jun 29

YouTube para Android permitirá ver vídeos sin conexión a Internet

  • Podrá hacerse gracias a la opción ‘Verlo más tarde’.
  • El usuario podrá cargar el vídeo en un lugar con Wi-Fi y verlo más tarde en modo ‘offline’, sin necesidad de conexión a Internet.
  • YouTube empezará eligiendo y descargando vídeos basándose en los hábitos de navegación de los usuarios, así como en los canales a los que está suscrito.
  • Los usuarios de Android serán capaces de identificar los vídeos que han sido descargados gracias a una pequeña flecha verde.

Youtube

Los usuarios de smartphones con SO Android podrán ver vídeos de YouTube sin necesidad de conectarse, gracias a la lista de ‘Verlo más tarde’. Por primera vez la plataforma de vídeos de Google empezará a descargar un vídeo cuando crea que el usuario desea verlo, de tal manera que la propia página web se anticipará a los deseos de los usuarios para que este no tenga que esperar y pueda ver contenido multimedia dónde y cuándo quiera.

La conferencia Google I/O 2012 ha mostrado en su primer día grandes novedades tanto a nivel de dispositivos como a nivel de software. El equipo de Mountain View ha presentado una nueva versión de Android, Jelly Bean, que trae consigo ciertas novedades, como mayor rapidez, mejor rendimiento y un apartado gráfico mejorado. Además, permitirá disfrutar del reconocimiento de voz en modo offline.

Pero el reconocimiento de voz, en el que Google continúa trabajando intensamente para que esté perfectamente integrado, no es la única característica que trabajará offline. Según ha anunciado el equipo de Mountain View durante su conferencia, la aplicación de YouTube para Android también funcionará offline gracias a la opción ‘Verlo más tarde’.

Se trata de una gran noticia para aquellos usuarios que no pasen mucho tiempo en casa y que dependan constantemente de encontrar una zona Wi-Fi para conectarse a Internet desde su dispositivo móvil. Con esta nueva opción los usuarios podrán hacer como cuando cargan el móvil en casa antes de salir. El usuario podrá cargar el vídeo en un lugar con Wi-Fi y, una vez se haya cargado, YouTube ofrece la posibilidad de verlo más tarde en modo offline, sin necesidad de conexión a Internet, en cualquier momento.

YouTube empezará eligiendo y descargando esos vídeos basándose en los hábitos de navegación de los usuarios, así como también los canales a los que está suscrito. La plataforma se convierte en un “cerebro” que almacenará todas y cada una de las preferencias de sus usuarios analizando los vídeos que más visitan para que puedan volver a verlos.

Los usuarios de Android serán capaces de identificar los vídeos que han sido descargados gracias a una pequeña flecha verde que aparecerá en la esquina de la pantalla. Además, como sus deseos son órdenes, el usuario podrá ordenar a la plataforma que solo descargue los vídeos que ha guardado en su lista ‘Verlo más tarde’.

Durante la conferencia del miércoles, Google mostró el protipo de sus gafas inteligentes Google Glass, anunció la tableta Nexus 7 y reveló el sorprendente Nexus Q.

 

FUENTE: 20minutos.es

 

jun 13

Samsung Galaxy S III, análisis

Samsung-Galaxy-S3

Tras toda una oleada de rumores y filtraciones, prácticamente cuesta llegar a creer que el Samsung Galaxy S III ya sea una realidad al alcance de nuestra mano. Es por ello que tras su primera puesta de largo en Londres, un segundo acercamiento a su software y nuestra habitual ceremonia del desempaquetado, hemos querido sentar al terminal en la mesa de trabajo para analizar en detalle sus prestaciones. Como principales argumentos a su favor contamos con una generosa pantalla Super AMOLED HD de 4,8 pulgadas, la fuerza bruta del nuevo Exynos 4 Quad, un diseño curvado “inspirado en la naturaleza” y S Voice con reconocimiento de voz en español.

¿Quieres descubrir con nosotros qué hay de “hype” y qué de novedad en el nuevo buque insignia coreano? ¿De verdad es tan humano como nos lo pinta Samsung? ¿Tiene todos los requisitos necesarios como para jubilar a su hermano S II? Como siempre, la respuesta a estas y otras muchas preguntas se encuentran a un clic de distancia, así que ya sabes, toma asiento y prepárate para curiosear todos los pormenores del Galaxy S III.

 

 

Diseño

Una vez superado el chasco inicial de que su pinta poco (o más bien nada) tiene que ver con sus hermanos S II y Note, hemos llegado a la conclusión de que su diseño tampoco está nada mal. Bien es cierto que esas líneas redondeadas y su carcasa de plástico le pueden dar un aspecto más “corriente” de lo que en realidad es, aunque a cambio obtenemos un terminal muy cómodo de manejar y sorprendentemente ligero. El Galaxy S III se presenta así con un peso de 135 gramos y un grosor de 8,6 mm, unas marcas cuanto menos reseñables teniendo en cuenta que disfruta de una pantalla de 4,8 pulgadas y una batería de 2.100 mAh (para que te hagas una idea, el S II pesa 116 gramos y tiene un espesor de 8,4 mm, montando un panel de 4,3 pulgadas y una batería de 1.650 mAh).

Comenzamos nuestro habitual recorrido por su fisonomía echando un vistazo a su frontal, que como ya debes saber se encuentra ocupado casi en su totalidad por su pantalla Super AMOLED HD con 1.280 x 720 píxeles de resolución y naturaleza PenTile. Sobre esta se encuentran un LED para las notificaciones, el auricular sobre el logo del fabricante, un par de sensores y su cámara frontal de 1,9 megapíxeles. En el extremo opuesto y al centro se sitúa un botón físico mucho más delgado que el del S II, mientras que a cada uno de sus lados se asientan los clásicos botones táctiles de Android, menú y atrás (ambos retroiluminados de una manera tan potente, que al menos en el modelo blanco, se llega a filtrar todo un halo de luz a su alrededor).

 

Samsung Galaxy S3

 

Pasando ya a sus laterales, la unidad viene con un marco metálico de aspecto semi mate para otorgarle una mayor resistencia, pero vuelve a lucir un aire de lo más minimalista: a la izquierda reina en solitario el control de volumen, a la derecha su botón de encendido y bloqueo de la pantalla, arriba el puerto de 3,5 mm para auriculares, una pequeña muesca para levantar su carcasa y un micrófono secundario para mitigar el ruido ambiente, mientras que finalmente su parte inferior sólo acoge al conector microUSB y el micrófono principal.

Por último, a su espalda monta una diminuta cámara de 8 megapíxeles flanqueada por su flash LED y un discreto altavoz, poniendo la guinda final el logo de los surcoreanos con incrustaciones metálicas similares a su marco lateral. Si nos deshacemos de la maleable tapa de plástico, hallaremos acceso a su batería, su ranura para tarjetas microSD y su microSIM.

Con respecto a su manufactura, no tenemos grandes pegas que objetar: la unidad no sólo se adapta bien a la curvatura de la mano, sino que se siente resistente gracias a la cobertura Gorilla Glass 2 de su pantalla y el acabado HyperGlaze de su trasera (algo que contrasta con los crujidos que experimentamos con el S II si ejercemos más presión de la cuenta). Por desgracia, esta destacable ergonomía no implica que el terminal haya estado exento de algún que otro aterrizaje de emergencia: entre su generoso tamaño y el tacto suave, los resbalones accidentales están más que asegurados, aunque por suerte de momento ha salido ileso en todas las ocasiones. Al hilo de esta cuestión, una de nuestras principales inquietudes con la elección de este plástico brillante para su tapa trasera frente a los vistosos materiales de HTC era que fuera propenso a deteriorarse rápidamente; sin embargo, tras unos días de intenso uso, no hemos notado que su carcasa se haya arañado de manera preocupante.

 

Hardware

Tras una carta de presentación tan cuidada y estudiada al detalle, no podíamos dejar de echar un vistazo al resto de sus componentes, recopilados en la siguiente tabla para que puedas repasarlos con mucho más detalle:

 

Samsung Galaxy S III
Sistema Operativo Android 4.0.4
Ice Cream Sandwich
Interfaz TouchWiz
Pantalla Super AMOLED HD (4,8″)
Resolución panel 1.280 x 720
Procesador Exynos 4 Quad a 1,4 GHz
Memoria RAM 1 GB
Almacenamiento 16/32/64 GB, microSD y
50 GB en Dropbox
Conectividad HSPA+21, LTE, WiFi 802.11 b/g/n, WiFi HT40, Bluetooth 4.0, DLNA
Cámara principal 8 MP con autoenfoque y HDR
Grabación de vídeo 1.080p a 30 FPS
Cámara secundaria 1,9 MP
Sensores GPS, GLONASS, acelerómetro, luz RGB, brújula digital, proximidad, barómetro, giroscopio
NFC
Batería 2.100 mAh
Medidas 136,6 x 70,6 x 8,6 mm
Peso 133 gramos
Cualidad especial S-Voice y reconocimiento de gestos
Contenidos estuche Smartphone, cable USB, cargador, auriculares, manuales

 

Hasta ahí una pequeña muestra de su ficha técnica y potencial, pero si quieres profundizar un poco más en las comparativas, no dejes de echar un vistazo a su enfrentamiento contra otros grandes terminales del momento o frente al resto del árbol genealógico-galáctico de Samsung.

 

Pantalla

Samsung-Galaxy-S3-10

Pantalla, pantalla, pantalla. Es una de las primeras sorpresas (de muchas) que tiene reservadas para nosotros el Galaxy S III. Con una diagonal de 4,8 pulgadas, no cabe duda que no estamos hablando precisamente de un terminal especialmente comedido, pero esta sensación llega prácticamente a quedar eclipsada por el buen hacer de su tecnología Super AMOLED HD y su diseño ergonómico.

Si lo enfrentamos a la antigua gran joya de la corona surcoreana, hemos notado que esta nueva versión es capaz de mostrar los colores de una manera más realista y un mejor contraste, sin que la saturación se pase de la raya ni notar esa ligera dominante al azul de la que venía aquejado el S II. A nivel de colorido, no notamos diferencias sustanciales con el One X, aunque sí que es cierto que los ángulos de visión del juguete de HTC superan a la apuesta de Samsung.

Samsung-Galaxy-S3-11

El panel cuenta con una resolución de 1.280 x 720p, detalle que ayuda a mitigar los efectos extraños que puede llegar a producir su naturaleza PenTile RBFB -eso sí, mentalízate de que no logra camuflarlos del todo: si fijas bien la vista, todavía podrás ver algunos bordes serrados en los iconos o el texto. Aunque ya sometimos a la unidad a la implacable prueba del microscopio, hemos querido retomar los resultados para que puedas ver cómo la distribución de los píxeles lo acerca al Galaxy S original, pero gracias a su buena resolución, esto no impide el uso correcto del equipo.

A nivel de brillo, la unidad se nos antoja muy recomendable para leer o visualizar contenidos a pleno sol; el único inconveniente en este aspecto es que su modo automático funciona de un modo algo errático, tendiendo a apagar los colores más de lo necesario o cuando no procede en absoluto. Si eres asiduo a la lectura y has podido probar a fondo un S II, es posible que te hayas percatado que su brillo, aun estando al mínimo y activando el modo nocturno en nuestra aplicación de lectura, sigue siendo excesivo, haciendo casi obligatorio el uso de un filtro de software. Por fortuna y para nuestra sorpresa, por mucho que la pantalla del S III presuma de unos colores más intensos, la barra de control en la nueva generación logra bajar el brillo un poco más y como consecuencia, no nos ha irritado tanto los ojos.

 

Rendimiento y autonomía

Samsung-Galaxy-S3-12 Samsung-Galaxy-S3-13 Samsung-Galaxy-S3-14

Si tuviéramos que describir con una única palabra al S III, probablemente no repararíamos ni en su diseño, ni en su hardware, sino que directamente nos decantaríamos por “eficiencia”. Este galáctico equipo funciona gracias a un procesador Exynos 4 Quad a 1,4 GHz que prácticamente lo hace volar bajo nuestros dedos. Las bondades de dicho chip no acaban ahí puesto que Samsung lo fabrica con transistores de menor tamaño y mediante un proceso de 32 nm, que le otorgan un mayor rendimiento y un consumo energético más comedido. Para que te hagas una idea de cómo está el patio actualmente, la mayoría de los teléfonos emplean chips de 45 nm, la plataforma Tegra 3 confía en 40 y la opción de Sammy se situaría al mismo nivel que la gama Medfield de Intel, mientras que un escalón más arriba estaría finalmente el Snapdragon S4 de Qualcomm con sus 28 nm.

¿En qué se traduce todo esto en el día a día? Pues básicamente en un uso fluido, sin llegar a atragantarse por muy exigentes que nos pongamos y por muchas aplicaciones que dejemos ejecutándose en segundo plano. A lo largo de nuestros días de prueba hemos intentado buscarle repetidas veces las cosquillas a su procesador, cargando a su espalda desde PDFs repletos de imágenes a vídeos grabados en Full HD (con el plus de además ponerlos en un segundo plano y seguir trasteando con el teléfono como si nada), pero el resultado ha sido siempre el mismo: el S III ha demostrado repetidas veces que puede con todo. Las dos únicas aplicaciones con las que parecía tropezar durante los primeros días eran la de Instagram y la versión gratuita de DrawSomething, mostrando errores que obligaban al cierre de la aplicación, pero tras sus respectivas actualizaciones no han vuelto a tener problemas. Para que te hagas una idea de su ágil manejo el terminal es capaz de encenderse y estar completamente operativo en apenas 20 segundos.

Como siempre, no podemos hablar de rendimiento sin mencionar el impacto que este tiene en la autonomía del equipo. Las expectativas estaban bastante altas, primero por la eficiencia de la que presume el chip S4 y segundo por la generosa batería de 2.100 mAh que lo acompaña. Nuestro equipo ha logrado aguantar un día completo de uso intenso mientras estaba conectado a la red de Simyo en Madrid. A lo largo de esta larga jornada, hemos podido extraer de él un par de vídeos a 1.080p, bastantes fotografías, un par de llamadas de unos 20 minutos de duración en total, unos 40 minutos navegando con el brillo al 75 % y poco más de una hora leyendo en modo noche.

En el entorno multimedia tampoco se queda precisamente atrás alcanzando en nuestras pruebas una marca de 8 horas y 55 minutos reproduciendo un vídeo en bucle con el brillo a la mitad y el volumen en sus tres cuartas partes. En definitiva unas cifras cuanto menos esperanzadoras teniendo en cuenta el tamaño de su pantalla y su desahogada resolución. La navegación, como ya debes haber visto en nuestro primer acercamiento en vídeo también se beneficia considerablemente de su circuitería, siendo especialmente notables las diferencias de velocidad y adecuación del texto si lo colocamos frente al One X o al S II.

 

Software

Samsung-Galaxy-S3-15 Samsung-Galaxy-S3-16

El S III llega a nosotros ejecutando Android en su versión 4.0.4 pero camuflado bajo la última entrega de TouchWiz, una elección que, dependiendo de cuánto aprecio tengas al minimalismo de Ice Cream Sandwich o a la batería de widgets de Samsung te parecerá más o menos acertada. A no ser que hayas pasado el último mes debajo de una piedra, es casi imposible que no hayas oído aunque sea de pasada que los diseñadores de la casa se han inspirado en la naturaleza. Dicha temática está presente en cada uno de sus rincones, desde los fondos de pantalla a los sonidos, pasando por las transiciones. La estética general resulta agradable a la vista y medianamente efectiva en la mayoría de los casos (la buena agilidad de procesador también es un punto a su favor), aunque no te culparemos si una vez superada la novedad, te pasas a un diseño algo más modesto.

Más allá de los cambios puramente estéticos, la gracia del terminal radica en una serie de opciones adicionales con las que Samsung pretende diferenciar a su querido retoño de la competencia haciéndolo algo más “humano”. Quizás el ejemplo más claro nos llega de la mano de S Voice, el sistema de reconocimiento de voz con el que los surcoreanos tratan de dar una dentellada al Siri manzanero. A su favor nos encontramos con que ya está disponible en español y que la localización está muy conseguida: por ejemplo a la hora de realizar una foto es capaz de reconocer una variada selección de sinónimos, respondiendo incluso al cotidiano “pa-ta-ta”. Por desgracia tarde o temprano acaba saliendo a relucir la juventud de este servicio, ya sea cortando las oraciones antes de tiempo o interpretando libremente nuestro mensaje. Como primer acercamiento desde luego no ha estado nada mal y echándole algo de paciencia, logra salir del paso en la mayoría de las situaciones – en definitiva, que nos encantaría adelantar unos cuantos meses en el calendario y ver cómo va madurando. La pregunta del millón es cuántas veces lo utilizaremos en nuestro día a día una vez se haya pasado la novedad; y es que a no ser que estemos al volante, nos sigue pareciendo mucho más rápido (y efectivo) teclear rápidamente nuestra pregunta en Google o pasearnos por sus aplicaciones con apenas un par de toques.

Su otra gran baza es toda una infraestructura de reconocimiento de gestos para hacernos la experiencia mucho más intuitiva. Una de las opciones más interesantes es la que se encarga de iniciar una llamada cuando nos acercamos el smartphone a la oreja mientras estábamos escribiendo un mensaje de texto a uno de nuestros contactos; pero tampoco se quedan atrás la que se encarga de lanzar la cámara desde la pantalla de bloqueo con sólo girar el teléfono, sus alarmas inteligentes o la posibilidad de realizar una captura de pantalla desplazando longitudinalmente la palma por su panel (que no se diga que sus 4,8 pulgadas no están aprovechadas).

Samsung-Galaxy-S3-17

Por si esto fuera poco, el Galaxy S III tiene también alma de “Gran Hermano”, con las funciones “smart stay” y “social tag”. La primera de ellas se encarga de vigilar de cerca cuándo alejas la vista de su pantalla para apagarla y ahorrar batería –reconozcámoslo, pocas cosas hay en esta vida que sean más exasperantes que el teléfono se vaya a dormir repetidas veces mientras estamos leyendo un texto de buen tamaño. Por su parte la segunda se encarga de reconocer y etiquetar automáticamente a los individuos que fotografiemos, así como de enlazar estos contenidos a diversas redes sociales, ayudándonos a categorizar las imágenes y compartirlas más fácilmente.

Por último, la guinda del pastel la pone su sistema de desbloqueo por reconocimiento facial, una característica que ya estaba presente en otros terminales con Android 4, pero que TouchWiz ha querido rescatar para la ocasión.
Nuestro recorrido por las aplicaciones más jugosas del equipo llega a su fin con Dropbox, que como ya hiciera recientemente con HTC se encarga de dar un apetecible “empujoncito” de 50 GB a los 16, 32 o 64 GB de almacenamiento físico con que se ofrece el equipo (reclamar tu porción es tan sencillo como iniciar sesión o crear una cuenta desde la propia app, que ya viene preinstalada). Como contrapartida, S Beam -ese puente a medio camino entre Android Beam y WiFi Direct- ha sido una de las que más nos ha “decepcionado” ya que a pesar de ser extremadamente rápida, sólo permite compartir contenidos entre dos Samsung Galaxy S III.

 

Cámara y multimedia

Samsung-Galaxy-S3-18

A estas alturas ya debes haber sospechado quién es una de las principales beneficiarias de su corazón tetra núcleo y estás totalmente en lo cierto. Si ya hemos dicho en un par de ocasiones que el terminal se mueve cual grácil gacela, su cámara directamente vuela. Para que te vayas haciendo una idea, en modo continuo su sensor de 8 megapíxeles es capaz de realizar hasta 6 tomas por segundo o si le dedicas algo más de tiempo hasta 20 capturas seguidas; mientras que en el convencional apenas hemos notado retraso entre que apretamos el disparador y tiene lugar la foto (de hecho, si en este mismo modo optamos por hacer varias instantáneas seguidas, el terminal suprime la animación de captura y guardado para que podamos ganar más rapidez). El rival a batir era el ImageSense de HTC y tras haber podido disfrutar del buen hacer fotográfico de ambas plataformas, la apuesta de Sammy nos ha parecido ligeramente más rápida en sus respuestas.

De todos modos, por muy rápida que sea la cámara, no nos sirve de nada si su calidad no está a la altura y una vez más el bastión surcoreano vuelve a pasar la prueba con nota. La mayoría de sus capturas gozan de un colorido y una nitidez excelente, con el valor añadido de que la calidad no se ve perjudicada por la compresión de archivos, de manera que incluso podremos recortar nuestras creaciones sin tener que preocuparnos demasiado por la pérdida de detalle. La única pega que le pondríamos sería a nivel físico, ya su óptica viene con una apertura máxima de f/2.6 que si bien no termina de ser del todo mala en situaciones de escasa luz ni aporta demasiado ruido, sí que contrasta con el f2.0 por el que apuesta HTC en su familia One.

A estas alturas de la película no esperábamos menos que una calidad de vídeo digna de elogio en este nuevo Galaxy, pero los resultados han superado con creces las expectativas. La unidad es capaz de grabar y reproducir vídeo a 1.080p y 30 fps, con un enfoque continuo que casi nos hace olvidarnos de que nos encontramos ante la cámara de un smartphone. Los valores de exposición y la claridad general de la toma son prácticamente impecables, sin verse aquejados del temible efecto “gelatina” si cambiamos bruscamente de posición. Los problemas surgen al grabar en un entorno con poca luz una fuente algo más intensa, como por ejemplo una tarta con las velas encendidas en una habitación semi a oscuras o los focos de los coches en nuestra toma nocturna.

 

Prueba I de vídeo

 

Prueba II de vídeo

 

Con respecto a la aplicación en sí, Samsung ha vuelto a confiar en una interfaz con accesos directos personalizables como ya hiciera con su hermano S II. Entre los parámetros a los que podemos acceder se encuentran varios modos de disparo (entre ellos ráfagas, panorámicas, HDR y el reconocimiento de sonrisas, por citar algunos de los más jugosos), pero también la batería habitual de menús para gestionar el balance de blancos, la exposición, la sensibilidad ISO o activar la detección de rostros.

El lote se completa con una cámara secundaria para videoconferencias de 1,9 megapíxeles, que aunque se coloca por encima de la media entre las de su clase, no deja de ofrecer resultados “pasables” comparados con el buen hacer de su hermana mayor.

 

Conclusión

Samsung-Galaxy-S3-19

No cabe duda que Samsung se ha aplicado en hacer bien los deberes de cara al lanzamiento de este galáctico de tercera generación. A la hora de hacer balance tras estos días de prueba no podemos quitarnos de la cabeza el buen trabajo realizado por la compañía a nivel de procesador, consiguiendo que la unidad no titubee por muy exigentes que nos pongamos. Tampoco se quedan atrás su generosa pero eficiente pantalla Super AMOLED HD que casi nos hace olvidarnos de su naturaleza PenTile, su versátil cámara de fotos con un amplio surtido de opciones o su crecidita batería.

Sin embargo, no todo es de color de rosa y la unidad podría haberse beneficiado de un diseño algo más rompedor que ayudara a distanciarlo de la competencia (y no parecer un Corby XL) o una interfaz capaz de anteponer la eficacia a las florituras. S Voice ha logrado desmarcarse del resto de funciones con una notable soltura y ofreciéndose en español, aunque por desgracia dada su juventud no está exento de desafortunados malentendidos que esperamos ver solucionados en un futuro no muy lejano.

Pese a todo, la gran apuesta de Samsung para este 2012 nos ha parecido extremadamente completa y, “hype” a un lado, ha demostrado ser un digno pretendiente al podio de terminales más deseados del momento.

 

FUENTE: Engadget

 

may 31

Nokia Lumia 900, te lo enseñamos antes de su llegada a España

lumia900

Le conocimos en Las Vegas, durante el último CES. Nokia quería entrar de lleno en Estados Unidos y necesitaba un aliado para ello, qué mejor que una compañía norteamericana como Microsoft, Windows Phone. El Lumia 800 parecía una buena opción para desembarcar pero este mercado tiene sus singularidades: le gusta los móviles grandes y de esta demanda surgió el Lumia 900.

En la ciudad del pecado tuvimos oportunidad de compararlo con su hermano pequeño, o mayor según se mire. Todo apuntaba a que el grandullón de la finlandesa no vería la luz fuera de Estados Unidos. Finalmente se han animado y disfrutaremos del terminal en el resto del mundo, España incluido.

 

Nokia Lumia 900, un 800 de talla grande

Revisamos la ficha de producto del Lumia 900 y lo primero que nos llama la atención son sus especificaciones técnicas. No por notables, que lo son, sino por su gran parecido con el primer smartphone con Windows Phone de Nokia. Muchas similitudes, pero también con diferencias.

lumia900-1

A simple vista Lumia 900 no presenta novedades en su aspecto. El mismo diseño y los mismos materiales que el Lumia 800. Sorprenden dos cosas, por un lado su tamaño: pasamos a las 4,3 pulgadas. Un tamaño que puede gustar más o menos pero que es una buena alternativa para quienes el Lumia original se les queda pequeño.

Por otro lado tenemos la cámara frontal. Inexplicablemente Nokia había dejado fuera este apartado en el 800. Sin embargo, rectificar es de sabios y este modelo cuenta con cámara frontal. Algo coherente si tenemos en cuenta que Microsoft quiere potenciar el uso de Skype en Windows Phone.

lumia900-2

Sin embargo, Lumia 900 es algo más que una copia grande del 800. La pantalla, en vez de contar con una Gorilla Glass curvada, esta es completamente recta. Es decir, que los reflejos en la pantalla son mayores. La tecnología es la misma: AMOLED y Clear Black Display aunque, comparándolos, los matices de color que dan ambas no son exactamente los mismos.

Por lo demás, pocas novedades respecto al Lumia 800. Comparten muchas características y, si bien es cierto que habrá que probarlo en el día a día, la sensación que nos deja es un poco fría.

 

lumia900-3

Con esto último no quiero dar a entender que es un smartphone mediocre. Al contrario, es un modelo muy interesante. Sin embargo las novedades que ofrece son mínimas y quizás tendría que haber ido con otra denominación.

Al fin y al cabo, es un Lumia 800 grande. Ideal para quien la pantalla original se le quede un poco pequeña. Sin embargo Microsoft no termina por apostar en resoluciones más elevadas, algo que en terminales grandes como éste y el HTC Titan sería de agradecer.

 

FUENTE: Xataka

 

may 22

HTC One V, análisis

HTC-One-V

El HTC One V es el tercer integrante de la familia One, revulsivo de HTC para salir de la situación negativa en ventas e ideas que estaba atravesando. Con el HTC One X y One S parece que lo han conseguido desde el punto de vista de las críticas, incluso creando dudas a los compradores del Samsung Galaxy S3.

El modelo que nos ocupa tiene el punto de mira en la gama media Android, y por lo tanto no se trata de un terminal con lo último en especificaciones, más bien nos encontramos con mucho apartados conocidos, bien cocinados, con la destacable incorporación de Ice Cream Sandwich junto a HTC Sense 4.0.

Además de tratarse de un teléfono que situamos en un escalón intermedio del mercado, también puede resultar muy interesante para aquellos que quieren un Smartphone de reducidas dimensiones, y es que sus 3.7 pulgadas le hacen moverse en unas dimensiones similares a la de un iPhone 4, bastante más pequeño que lo que se estila en Android.

Para el que lleve tiempo familiarizado con los teléfonos HTC, el diseño del One V les recordará a uno de los terminales importantes de su historia, el HTC Legend, a su vez sustituto del HTC Hero. Sus hermanos mayores se caracterizaron por contar con un acertado equilibrio entre precio, calidad y especificaciones ¿habrán conseguido repetir la fórmula?

 

Diseño

HTC-One-V-beats-audio

No hay dudas de que el diseño está basado en el HTC Legend, imaginado para nuestros días, con una calidad de construcción y materiales superior a los competidores del mercado. La curvatura que se produce en la zona inferior es característica del diseño chin de HTC. Está disponible en color negro, y en gris (también hay una versión morada para algunos mercados).

El diseño y cuerpo unibody de aluminio es más acorde en un teléfono de gama alta, cuestión que valoramos. También lo es su tamaño, que con 9.2 milímetros de grosor y una pantalla de 3.7 pulgadas, nos movemos en unas dimensiones similares a la de un iPhone 4. Su peso es de 115 gramos.

Como ya hemos visto en otros HTC, se utiliza un plástico gomoso tanto la zona de la cámara, como el compartimento de la SIM (no hay microSIM como en sus hermanos mayores) y la tarjeta MicroSD, que vamos a utilizar seguro, ya que la memoria interna es mínima (prácticamente 1GB disponibles de los 4 incluidos).

A alguno no le gustará conocer que la batería es fija, y es de 1.500mAh. Volviendo a la pantalla, da la sensación de estar muy en la superficie, y utiliza protección Gorilla Glass. Como podéis comprobar, los botones de navegación son los de Ice Cream Sandwich, y son capacitivos.

Dando una vuelta por el teléfono nos encontramos con el logo Beats Audio, parece que va a ser una cosa normal en los modelos One, pero que podrían haber acompañado de un altavoz de mayor calidad. Nos gusta encontrarnos con un LED para notificaciones.

Terminamos el apartado con una ausencia a destacar como es la cámara frontal, que hemos visto en otros teléfonos Android de gama media, y en cuanto a la conectividad, tenemos soporte WiFi b/g/n, y Bluetooth 4.0.

 

Pantalla

HTC-One-V-pantalla

Desde que los Smartphones son prácticamente táctiles, es necesario dedicar un apartado del análisis a la pantalla. En el caso del HTC One V, tenemos 3.7 pulgadas con resolución 800×480 píxeles en un panel Super LCD 2 de notable calidad.

Es un panel con altos niveles de brillo, y por su tamaño, disimula mejor el tamaño de punto (252 ppi) con respecto a otros más grandes con la misma resolución. La pantalla parece situada ligeramente sobre el teléfono, y demuestra además unos ángulos de visión muy buenos.

Se ve sin muchos problemas a plena luz del sol, y el colorido que muestra es muy agradable. En definitiva, una pantalla mucho mejor de lo que podemos esperar en un teléfono de gama media.

 

Software

HTC-One-V-software

Si en los tiempos que corren, llevar Ice Cream Sandwich es una característica importante, lo es más si tenemos en cuenta que no estamos ante un terminal de gama alta. Aquí debemos aplaudir el trabajo de HTC, que demuestra que perfectamente puede funcionar sobre un hardware de 2010, y encima le coloca su compleja personalización Sense.

HTC Sense en su versión 4.0 funciona fluido en el One V, no vuela como en sus hermanos, sobre todo cuando se le carga con aplicaciones exigentes, pero va bastante bien. Para ello notamos que la carga gráfica y las animaciones 3D han disminuido. No falta la pantalla de inicio con desbloqueo selectivo.

En lugar de siete pantallas de inicio, reducimos a cinco. Tampoco tenemos la opción de realizar un pellizco y ver todos los escritorios en miniatura. Otro detalle que se pierde son algunos widgets a pantalla completa, como el famoso del tiempo. El teclado también ha sido rediseñado para amoldarse al tamaño de pantalla, a mi no me gusta especialmente su funcionamiento.

Contar con Android 4.0 trae consigo el hecho de poder usar aplicaciones como Chrome, aunque le cueste, o la renovada y completa aplicación de Gmail. Sinceramente, si pudiera quedarme con una interfaz básica, mejor que mejor, sobre todo en teléfonos económicos.

Qué decir sobre el navegador web, pues funciona bien, pero le cuesta cargar webs muy recargadas, lo notamos a la hora de hacer zoom con dos dedos o movernos sobre las páginas, y es que no podemos pedirle mucho más a un hardware del año pasado.

En cuanto a aplicaciones integradas, encontramos Facebook, Twitter, Dropbox, Polaris Office, y alguna nueva como el servicio de descarga de música 7Digital, o la radio TuneIn, que nos busca todas las emisoras que tengamos cerca de nuestra ubicación.

De la casa, sigue estando HTC Hub, que da acceso a aplicaciones seleccionadas por los taiwaneses, aunque creo que no tiene sentido estando Google Play. Destacar el bueno funcionamiento y el aspecto visual de la gestión de la multitarea que llega con Android 4.0.

 

Cámara

HTC-One-V-camara

HTC ha vendido la idea de que la cámara es un aspecto muy potenciado en sus teléfonos One, lógicamente es algo más fácil de conseguir en los presupuestos de sus hermanos mayores, y en el caso del One V, se nota el trabajo, pero tampoco se pueden hacer milagros.

La cámara cuenta con un sensor de 5 megapíxeles con enfoque automático, se comporta de forma mediocre, en el sentido de la palabra de que no sobresale de la media, ya que no destaca en nada: los colores a veces son demasiado saturados, la nitidez sufre por un procesado excesivo, y tampoco podemos hacer tomas macro especialmente detalladas. No me malinterpretéis, la calidad es buena, si las condiciones así se dan, y no creo que en el margen de precio en el que se mueve el teléfono haya algo mejor.

Acompañando al sensor tenemos un chip dedicado y bautizado como ImageChip, que está aquí para ayudar en el proceso de las imágenes, prometiendo tomar imágenes mientras grabamos vídeo (también con vídeos de la galería), disparo en ráfaga, y acabar con el lag entre toma y toma. Es destacable este tipo de funcionalidades en un teléfono de gama media, pero no nos equivoquemos, en el One V, el último caso no es tan fluido como en los otros One.

La interfaz es muy buena y completa, mezclando el vídeo y la foto en los controles. Tenemos modo HDR, panorámico, enfoque táctil, detección de caras y sonrisas , geoposicionamiento y filtros a realizar antes de la toma.

Destacamos que con poca luz la cámara se defiende, algo tiene que ver con la óptica elegida, f2.0. El flash LED tiende a quemar bastante las tomas y podemos conectarlo en cualquier momento.

Pasando al vídeo, podemos grabar en formato 720p a 30 imágenes por segundo (MPA, H.264), con un bitrate bastante bajo (5Mbps), a pesar de ello tenemos unos colores y suavidad decentes. De nuevo destacamos el comportamiento cuando hay poca luz.

 

 

HTC One V

 

Tenemos la posibilidad de enfocar de forma táctil, o dejar que la cámara enfoque automáticamente de forma continua, bastante bien. En lo que respecta al audio, pasable, pero sólo tenemos un micro, por lo que no hay posibilidad de hacer cancelación de ruido como en sus hermanos mayores.

 

Rendimiento, conectividad y batería

La parte más floja del teléfono y por lo tanto a la que menos se le puede exigir. Con un Qualcomm Snapdragon S2 MSM8255 a 1GHz, que hemos visto en montones de teléfonos en el mercado (la RAM se queda en 512 MB). En definitiva, un hardware del año pasado, muy bien aprovechado.

No podemos esperar de él un Smartphone ideal para ejecutar juegos con alta carga gráfica (aunque Shadowgun se puede ejecutar, por ejemplo), o exprimirlo con la multitarea, pero sin duda lo hace bastante bien para estar llevando adelante Ice Cream Sandwich y una versión descafeinada (principalmente en transiciones) de Sense 4.0.

HTC-One-V-hardware

Las aplicaciones se toman su tiempo en cargar, el navegador lo pasa mal si estamos en una web recargada y nos ponemos a exigirle desplazamientos y zooms, pero lo dicho, es un terminal por debajo de los 350 euros, y en algún sitio tendría que estar un poco más cojo.

Los benchmarks no nos van a quitar el sueño en un teléfono de estas características, pero como curiosidad os diré que en Quadrant supera por poco la barrera de los 2.000 puntos, y en Vellamo los 1.100. Debemos tener en cuenta que la resolución de pantalla es baja, por lo que las pruebas lucen mejor.

Como es habitual en teléfonos HTC, los tiempos de suspensión y apagado del teléfono son rápidos, gracias a la opción HTC FastBoot. Tenemos conectividad WiFi (802.11b/g/n), Bluetooth 4.0, HSPA (850/900/2100), GPRS (850/900/1800/1900).

HTC-One-V-benchmark

En comparación los otros HTC One, no hay soporte DLNA, ni NFC. Pero la falta más destacable es sin duda la de la brújula digital, un detalle que está presente en la mayoría de los teléfonos Android.

Mucho más interesante es la duración de la batería de 1.500mAh, si este es un aspecto más importante para vosotros que la potencia de proceso, os encantará saber que el tipo aguanta más de un día a tope de uso. El tamaño de pantalla y lo optimizado de un hardware más que conocido, consiguen buenos números de autonomía.

No hay sorpresas positivas ni negativas en la calidad de llamada, buen volumen del altavoz, pero tampoco excesiva claridad en el sonido. Diría que en general el resultado es más que notable en la liga en la que juega.

 

Beats Audio incorporado

HTC-One-V-beats-audio-2

Como ya viene siendo habitual en la marca taiwanesa, la firma Beats está en la espalda del teléfono, que llega para mejorar el sonido de los teléfonos. En el caso del One V, me parece que lo que hace es colocar un sistema de ecualización y mejora en el volumen del audio.

Antes era posible vía reproductor del sistema, ahora se extiende a otros servicios, como puedan ser los incluidos en el sistema de serie (TuneIn, SoundHound, 7Digital). Es de agradecer que se nos den estas posibilidades de ecualización y personalización del audio, pero tampoco es un aspecto a destacar demasiado.

Lo que sí me han gustado son los auriculares, que a pesar de contar con un diseño simple, no suenan nada mal, y hacen honor a la firma Beats.

HTC-One-V-beats-audio-3

 

La opinión final

Exteriormente es un teléfono fantástico por materiales y diseño, poco vamos a encontrar mejor en su mercado. Pero tenemos que tener claro que lo que encontramos dentro de este envoltorio de aluminio es un teléfono poco capaz si vamos a hacer un uso exigente, si no es así, es un teléfono estupendo por su precio.

Destacamos la demostración por parte de HTC que Ice Cream Sandwich puede estar ahí, con su personalización incluida, pero pensamos que hace falta un poco más de optimización, o bien es que le viene grande.

Lo veo como una alternativa estupenda para aquellos que buscan un teléfono con menos de cuatro pulgadas, con calidad, una buena pantalla, y una cámara decente repleta de virguerías.

 

Nos gusta

  • Calidad de materiales de primera
  • Estupendo diseño unibody, muy manejable y resistente
  • Pantalla de notable calidad
  • Duración de la batería
  • Software de la cámara: ráfagas, fotos durante el vídeo, rapidez entre tomas, filtros…
  • Ice Cream Sandwich con HTC Sense 4.0
  • Buenos auriculares

No nos gusta

  • El hardware interno se queda corto en aplicaciones exigentes, o con el navegador
  • Sense 4.0 descafeinado visualmente
  • La cámara no destaca ni en foto ni en vídeo
  • Ausencia de brújula digital, soporte NFC y DLNA
  • No tenemos cámara frontal

 

HTC One V, disponibilidad y precio

El teléfono está ya disponible en el mercado, a un precio libre de 349 euros, algo más caro que un teléfono con hardware interno equivalente, pero con el plus del diseño y calidad de materiales, además de una pantalla en condiciones.

HTC-One-V-beats-precio

Los competidores Android más potentes creo que los tenemos en Sony, con teléfonos como Xperia Sola y Xperia U. En ellos tenemos un hardware sobre el papel superior, con doble núcleo, y pantallas de similares dimensiones. Además del soporte NFC.

No iba a faltar la competencia en Samsung, donde encontramos el Ace 2, también con doble núcleo. Ninguna de las alternativas se lanza con Ice Cream Sandwich, y el material de sus carcasas abusa del plástico.

Si nos vamos a otra plataforma, teléfonos con Windows Phone 7 también pueden ser una buena apuesta, con menos aplicaciones, pero con mejor optimizaciones del sistema con respecto al hardware. Un bueno nombre es el del recientemente presentado Samsung Omnia M (alrededor de 300 euros), o los Nokia Lumia 610 y Lumia 710.

 

FUENTE: Xataka

 

may 18

Google admite que Project Glass no será tan impresionante como en el video

Project-Glass

El video de aquí abajo, por si no lo recordáis, es lo que Google esperaba fuera el resultado final de sus lentes de realidad aumentada, Project Glass. Lo cierto es que dicho anteojos están lejos de convertirse en esto, y Google acaba de admitir que al principio, cuando sean lanzados, los anteojos de realidad aumentada decepcionarán un poco a la mayoría, pero la compañía prometió que irá mejorando su tecnología para hacerlo lo más posible similar al video.

 

Project Glass de Google, lentes de realidad aumentada

 

Inicialmente, Project Glass podrá tener interacciones simples, tales como tomar fotografías y compartirlas en Google+. La compañía está teniendo problemas con el desarrollo de varias de las funciones, pero como ya dijimos, espera poder solucionar esto a medida que se hagan más investigaciones.

Pensamos que primero se debería investigar si lo que queremos está dentro de los límites de la tecnología actual y después de confirmado esto, anunciar el producto, ya que de esta forma no se crean falsas expectativas que finalmente terminan derrumbándose.

 

FUENTE: TecnoMagazine

 

may 10

LG Optimus L7

LG Optimus L7

Los nuevos teléfonos de la serie L-Styles de LG comienzan a llegar a España de la mano de diferentes operadoras. El modelo más avanzado de los presentados por la compañía en el pasado MWC 2012 es el LG Optimus L7 que ya se puede conseguir en España dentro del catálogo de la operadora Orange.

El LG Optimus L7 es un terminal con estilo y que busca diferenciarse de la competencia no por potencia bruta sino por diseño y acabado, sin renunciar a ofrecer ya Android ICS de serie. A continuación, el LG Optimus L7 a fondo.

 

 

LG Optimus L7, especificacionesLG Optimus L7 lateral

El nuevo LG Optimus L7 es un teléfono móvil con pantalla de 4.3 pulgadas y resolución de 800×480 píxeles, todos ellos recubiertos por tecnología Gorilla Glass. Por dimensiones de su pantalla y sistema operativo (Android 4.0), debemos englobarlo dentro de la gama alta de terminales Android, pero no compite con ellos en prestaciones sino en diseño.

El nuevo teléfono de LG pertenece a la serie L-Styles, y con un grosor de 8.8 mm y peso de solo 121 gramos, está llamado a ser importante en los escaparates y concentrar las miradas de los que buscan siempre algo más en un teléfono.

Como corazón cuenta con el chip Qualcomm MSM7227A Turbo (Cortex A5) a 1 GHz, 512 MB de memoria RAM y una memoria interna de 4 GB, con posibilidad de ampliarla con tarjetas microSD. En conectividad estamos hablando de un terminal HSDPA a 7.2 Mbps con USB 3.0, Bluetooth 3.0 y batería de 1.700 mAh que debe ser uno de sus puntos fuertes.

En el apartado multimedia, el LG Optimus L7 ofrece una cámara de fotos principal de 5 megapíxeles que lo tendrá difícil para competir en esa faceta con los últimos terminales Android de grandes cámaras.

 

 

LG Optimus L7, precio y disponibilidad

El LG Optimus L7 ya está disponible en exclusiva con el operador Orange con un precio de partida de 29 euros (asociado con la tarifa Delfín 40). Se comercializa en color negro pero a partir del mes de junio estará también disponible en blanco.

 

FUENTE: Xataka

 

abr 26

LG Optimus 3D Max llegará a Europa

LG-Optimus-3D-Max

Buenas noticias para todos aquellos que vivan en Europa y por supuesto, para los españoles: LG acaba de anunciar que planea lanzar en Europa su smartphone 3D que no requieres lentes. Estamos hablando del LG Optimus 3D Max.

El nuevo dispositivo de LG está equipado con un poderoso procesador de doble núcleo que marcha a 1.2GHz, además tiene una pantalla 3D WVGA de 4,3″ que está protegida por el nuevo vidrio Gorilla Glass 2 y como cabe esperarse en la parte de atrás tiene dos cámaras para tomar fotos y videos en 3D, y ambas son de 5 megapíxeles. La cámara frontal, por su parte, usa un sensor VGA.

El nuevo smartphone que corre con Android 2.3 dispone de 1GB de RAM y 8GB de memoria interna, la cual vamos a poder expandir con una tarjeta microSD.

En lo que respecta a contenido exclusivo, el LG Optimus 3D Max tiene un botón en su costado que permite cambiar entre el modo 2D y el modo 3D. También cuenta con un convertidor 3D que convierte contenido 2D procedente de Google Earth y Google Maps, entras otras aplicaciones.  Y obviamente también tenemos un editor de videos 3D, que permite editar videos 3D directamente desde el smartphone.

El Optimus 3D Max será lanzado inicialmente en Alemania y luego en el resto o gran parte de Europa. El precio todavía no fue anunciado.

 

FUENTE: TecnoMagazine