Warning: Use of undefined constant wp_cumulus_widget - assumed 'wp_cumulus_widget' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/27/d391336691/htdocs/CROMYSAT/WEB/wp-content/plugins/wp-cumulus/wp-cumulus.php on line 375
Rapidshare » Informatica Cromysat

Entradas correspondientes a la etiqueta 'Rapidshare'

may 14

eMule cumple 10 años

eMule-10-anyos

Como recuerdan en TorrentFreak, hoy hace diez años que apareció un nuevo cliente de intercambio P2P, el cual redefinió por completo la descarga de contenidos -especialmente música y vídeo-, a pesar de la llegada un año antes de otro grande, BitTorrent. Hoy eMule cumple 10 años.

eMule fue muy popular sus primeros años de vida, pero el sistema de descarga, bastante sufrido para máquina -por recursos- y usuario -por tiempo de espera-, dio paso al método que hasta hace poco prevalecía en Internet: la descarga directa, a través de sitios como Rapidshare o el defenestrado Megaupload.

Todo se bue abajo, precisamente con la caída de Megaupload, y en estos tiempo de PIPA y SOPA que corren, que además están lejos de terminar (sobre todo en buen puerto), eMule vuelve a resurgir como una de las mejores alternativas para el intercambio de archivos en Internet.

 

FUENTE: MuyComputer

 

feb 10

Cinco alternativas a Megaupload para subir y bajar archivos

alternativas-megaupload

El imperio de Megaupload ha terminado. No hay duda de que la caída de este servicio para compartir archivos en la red marcará un antes y un después en la historia de Internet, No obstante, la vida continua, y mientras se resuelve el juicio contra la herramienta de descarga más popular de la red las necesidades de acceder a flujos de información siguen siendo necesarias. Te traemos una lista de algunas de las alternativas más interesantes a Megaupload que existen en la actualidad:

 

RapidShare.

Se trata de una herramienta similar a Megaupload, e incluso una de las más veteranas que existen en la red (empezó a funcionar tres años antes que su competidor). En su versión gratuita resulta bastante pesada, ya que los tiempos de espera entre archivo y archivo descargado son bastante mayores que los que existían en el caso de Megaupload. Además, tampoco su membresía arregla del todo el problema, ya que el límite de descarga diario se sitúa en los 5 GB (en el caso de la defenestrada herramienta, no existía límite alguno). Además, RapidShare ya ha tenido varios problemas con la Justicia anteriormente, aunque de momento ha logrado escapar a su cierre.

Rapidshare

 

Mediafire.

Una de las alternativas más interesantes que existen en el mercado. A pesar de la gran cantidad de anuncios que aparecen cuando intentamos descargar un archivo, el botón de descarga aparece en primer plano (en otros sitios de descarga muchos de los botones son publicidad encubierta) y el sitio nos permite bajar un número ilimitado de archivos sin espera, aunque la limitación de los mismos este en 200 MB. El problema es que si queremos utilizar este sistema para subir archivos de manera gratuita es posible que se borren de manera eventual. La oferta de pago evita estos límites, pero hay que tener en cuenta que por la gran cantidad de archivos con copyright que existen en los servidores de Mediafire podría convertirse en el próximo objetivo de las autoridades.

mediafire

 

Hotfile.

Se trata de otra opción para subir archivos de hasta 2 GB de extensión después de realizar un registro gratuito, y que además permite un número ilimitado de descargas. Los archivos se mantienen en el servidor hasta 90 días sin que se produzcan descargas y luego se borran (en el caso que si se produzcan continúan disponibles). El problema de esta alternativa es que ya ha tenido que pasar por varios juicios, y aunque hasta ahora ha salido indemne, es otro serio candidato a seguir los pasos de Megaupload.

Hotfile

 

Ares.

Uno de los programas más populares para compartir archivos vía P2P, tras la muerte de eMule. La velocidad de descarga depende mucho del número de usuarios que tengan el archivo deseado, así que puede llegar a ser muy lento para archivos que sean menos populares. Además, también cuenta con la desventaja de que es más probable que el ordenador se llegue a infectar por archivos maliciosos. Eso sí, de todas las alternativas las redes P2P son las que parecen estar más abrigadas de un posible ataque de la Justicia, ya que el intercambio de archivos se produce entre usuarios de manera directa y no a través de archivos subidos a un servidor.

ares-logo

 

BitTorrent.

Otro programa para compartir archivos a través de redes P2P. Se utiliza el protocolo BitTorrent, que permite descargar archivos, generalmente con mayor rapidez que en el caso de Ares, sobre todo cuando hay una gran cantidad de usuarios que cuentan con ese archivo. La gran desventaja de este programa es que es necesario bucear en la red para encontrar los enlaces BitTorrent, carece de un buscador propio que facilite la tarea. Además, depende de que los sitios mantengan esos enlaces. Sea como fuere, ninguna de las alternativas es capaz de hacer olvidar la pérdida de Megaupload, tanto por velocidad como por facilidad de uso y por las ventajas que ofrecía la opción premium para almacenar y compartir archivos con otros usuarios (muchas empresas utilizaban este sistema para poder compartir archivos de gran tamaño).

bittorrent

 

FUENTE: tuexperto.com

 

ene 22

Las innumerables alternativas a Megaupload reaccionan y hacen cambios para evitar su cierre

alternativas

El cierre de Megaupload por parte del FBI el pasado jueves dejó huérfanos a gran parte de los usuarios de la red de su portal referencia a la hora de subir y descargar contenidos de todo tipo. El poder de esta web de intercambio de ficheros de cualquier signo no se podía comparar a ningún otro, ya que, además de ser una de los pioneras en este mercado, destacaba especialmente por la velocidad de bajada que ofrecía. Además de otros detalles puntuales, tales como la ausencia de captchas (código de seguridad que varios portales exigen para poder usar algunos de sus servicios).

El “Y ahora, ¿qué?” fue, con total seguridad, una de las frases más repetidas por los usuarios de todo el mundo al enterarse de esta operación conjunta entre EE UU y Nueva Zelanda, en la que fueron detenidos el fundador del portal, Kim Schmitz, y tres de sus directivos.

Sin embargo, como ocurre con todo, en Internet ningún webmaster o empresa tienen la exclusividad de cualquier tipo de servicio. Como Megaupload hay miles de portales de intercambio de archivos disponibles en la gran nube de la red. Amén de las descargas vía Torrent, algunas de las webs alternativas a la ya clausurada son de sobra conocidas por los internautas, e incluso elevadas al nivel de portal referencia para buscar o subir sus archivos.

Pero, lo que en principio podría ser una ventaja, ya que la clausura de la web de Schmitz les beneficiaría de cara a captar mayor número de usuarios, ha derivado en un serio aviso, que ha hecho saltar las alarmas.

Estos portales están experimentando una sensación de temor a cuenta de correr la misma suerte que la que era su competidora, y ya están tomando medidas para evitar su hipotético cierre. Así, han comenzado a eliminar archivos que ya alojaban en sus servidores, además limitar servicios considerados sospechosos, e incluso delictivos, por las discográficas, productoras… o las autoridades de EE UU. Algunas como Uploaded han sido más drásticas, y han optado por bloquear su servicio en el país norteamericano.

Todas las páginas de este tipo coinciden en algo: están en el punto de mira de las empresas audiovisuales, que las acusan de albergar a sabiendas contenidos protegidos por derechos de autor. Es decir, son tan odiadas como lo era Megaupload. Pero, lamentablemente para estas compañías, la desaparición de Megaupload ha puesto de manifiesto que cerrar un portal de este tipo no servirá para acabar con las descargas de series, películas o música con copyright.

De las innumerables opciones para bajar contenidos de todo tipo, las siguientes están entre las más destacadas:

  • Rapidshare: Considerada como una de las principales candidatas a suceder a Megaupload, coincide con este último en su origen alemán, aunque está situada en Suiza. Permite las descargas de archivos y la subida de estos de forma gratuita, y como todas las webs de este tipo, dispone de una oferta Premium por la que, por una cuota, permite bajar más archivos a más velocidad o disponer de más almacenamiento en una de sus cuentas. Tampoco exige introducir un captcha.
  • Fileserve: Otra de las destacadas, además de una de las favoritas de los usuarios. En cambio, ha optado por prevenir un posible “susto” y ha hecho algunas modificaciones en su servicio para eludir un cierre como el de Megaupload. Así, han puesto fin a su programa de afiliados, el cual permitía a sus clientes premium una serie de ventajas, entre las que se incluía una remuneración a aquellos que habían subido archivos que fuesen muy descargados por otros usuarios. Además, y como era previsible, han comenzado a eliminar contenidos que ya estaban alojados en su almacenamiento online, con el objetivo de esquivar a las autoridades estadounidenses. Como la anterior, ofrece varios servicios para almacenar y bajar archivos de todo tipo. En cambio, si requiere “acertar” un captcha para disponer de sus contenidos.
  • Mediafire: Una de las más simples y eficaces, e incluso encumbrada como la mejor opción para alojar archivos. Se diferencia de sus competidoras en que no impone grandes restricciones a aquellos que la usan de forma gratuita, por lo que no brinda grandes ventajas a sus usuarios premium (salvo las obvias de más espacio). Está ubicada en Texas (Estados Unidos).
  • Bitshare: Se trata de otra de las alternativas predilectas de la red. Ofrece una buena velocidad de descarga, y es una de las más usadas en países de América Latina.

Otras son…

 

FUENTE: 20minutos.es