Warning: Use of undefined constant wp_cumulus_widget - assumed 'wp_cumulus_widget' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/27/d391336691/htdocs/CROMYSAT/WEB/wp-content/plugins/wp-cumulus/wp-cumulus.php on line 375
Nullsoft » Informatica Cromysat

Entradas correspondientes a la etiqueta 'Nullsoft'

nov 25

¡Adiós Winamp! El reproductor musical se despide tras 15 años

  • El software que “todo el mundo utilizó alguna vez” queda oficialmente abandonado.
  • En su momento llegó a alcanzar los 25 millones de usuarios registrados.
  • La compañía que lo creó fue adquirida por 80 millones de dólares por AOL hace una década.
  • Muchos usuarios califican el cierre de Winamp como el fin de una era.

Winamp

Nullsoft, la compañía que desde hace 15 años ha estado desarrollando el popular reproductor multimedia Winamp, anunció recientemente que el próximo 20 de diciembre su software dejará de existir y de poder descargarse, abandonando así de forma oficial tras 15 años su aplicación más representativa, en un acto que muchos usuarios han calificado como “el fin de una era”.

Y es que, quien más quien menos, todo el que ha manejado ordenadores en algún momento desde los 90 se ha cruzado con Winamp y quizá incluso lo haya tenido en su lista de aplicaciones como reproductor musical principal durante años: es un software capaz de reproducir prácticamente todos los formatos (MP3, WAV, WMA, FLAC, AAC, MIDI…) y hacerlo con una agilidad y comodidad notables.

 

Winamp nació como software gratuito

Cuando Winamp vio la luz por primera vez en 1997 era mucho más limitado que en la actualidad, naturalmente: su aspecto era minimalista y servía para reproducir los incipientes ficheros MP3 de la época y poco más.
Inicialmente se ofrecía como software gratuito (freeware) pero debido a la buena acogida al poco tiempo comenzó a aceptar donaciones como del tipo “paga si te gusta” (shareware) a 10 dólares. Visto el éxito y su popularidad fue en aquel momento cuando se fundó Nullsoft, con el objetivo de encargarse de la comercialización del software y de poder gestionar los problemas legales asociados con el código, los formatos y las licencias de uso, que no fueron pocos.

Winamp hizo llegar al público algunos conceptos interesantes, que si bien no eran nuevos se popularizaron notablemente con su llegada. El primero fue el de los skins o diseños de interfaz en forma de ‘capas’.

Manteniendo la funcionalidad de cada botón, los diseñadores podían dejar volar su imaginación recolocando cada uno de los paneles, lucecitas y botones, pudiendo el usuario elegir su diseño favorito. Algunos incluso llegaron a venderse por separado.

 

Winamp permitía visualizar la música

Otro de los pequeños detalles popularizados por Winamp fue el de la visualización de la música, básicamente animaciones matemáticas creadas a partir de los sonidos de las canciones, convertidas a veces en alucinógenos viajes espaciales o en ocasiones tranquilos y coloridos fondos, que actuaban como fondos de pantalla.

Viendo el potencial de la pequeña empresa, AOL adquirió Nullsoft por unos 80 millones de dólares, lo cual teniendo en cuenta que ya contaban con unos 25 millones de usuarios registrados probablemente fue un buen movimiento estratégico. Corría el año 1999 y todavía no se había producido el crash de las puntocom. En los siguientes años el humilde software multimedia cambiaría poco pero todavía se mantendría fiel al original con algunos módulos añadidos.

Para celebrar el décimo aniversario Winamp se actualizó a la versión 5.5 en el año 2007, y algún tiempo después se lanzarían las esperadas versiones para Mac OS X y Android. La versión para Linux no resultó demasiado interesante para los usuarios y fue descontinuada hace tiempo.

Lo que más se ha oído en estos días tras el anuncio del “fin de Winamp” han sido gritos virtuales de sorpresa y tristeza por igual, recuerdos entrañables del tipo “llevaba una década utilizando ese software” o “¡Winamp no puede acabar así!” que en general han retrotraído a los más viejos del lugar a los viejos tiempos. Como decía uno de ellos, “Ahí va el último recuerdo de mi adolescencia”. Winamp está definitivamente muerto… ¡Larga vida a Winamp!

 

FUENTE: RTVE.es