Warning: Use of undefined constant wp_cumulus_widget - assumed 'wp_cumulus_widget' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/27/d391336691/htdocs/CROMYSAT/WEB/wp-content/plugins/wp-cumulus/wp-cumulus.php on line 375
consejos » Informatica Cromysat

Entradas correspondientes a la etiqueta 'consejos'

abr 18

Cosas que no deberías hacer si tienes un SSD

SSD-1

Las unidades SSD se han convertido en algo cada vez más habitual gracias a la importante bajada de precio que han experimentado los modelos basados en SATA, ya que como sabemos aquellos que utilizan el puerto PCI-E tienen todavía precios bastante prohibitivos.

Este auge que han experimentado frente a los discos duros es comprensible, ya que incluso en sus variantes más asequibles marcan una diferencia de rendimiento enorme frente a aquellos, haciendo que el sistema operativo y las aplicaciones “vuelen”, y reduciendo en la mayoría de los casos los tiempos de carga de aquellas.

El rendimiento es una de sus mayores ventajas, pero no es la única, también son más eficientes y resistentes al carecer de piezas mecánicas, lo que los hace especialmente recomendables para equipos portátiles, aunque debemos tener claro que para maximizar su aprovechamiento y vida útil hay una serie de pautas o consejos que debemos seguir, y que os contaremos en este artículo especial.

  1. No utilices herramientas de desfragmentar

    Los SSDs son totalmente distintos a los HDDs y funcionan de otra manera, lo que implica que no necesitan los mismos mantenimientos, y que lo que es bueno para los segundos no lo es para los primeros.

    La desfragmentación es uno de los mejores ejemplos. En un disco duro tradicional puede conseguir una mejora de rendimiento considerable al agrupar datos dispersos en sectores, pero ese beneficio no sólo no se traduce tal cual a los SSDs, sino que además la desfragmentación reduce su vida útil.

    En aquellas unidades cada sector concreto tiene un número máximo de operaciones de escritura que marcan su vida útil, y al desfragmentar se llevan a cabo dicho tipo de operaciones sin que tengan además beneficio alguno, con todo lo que ello supone.

    Dicho esto otro detalle, no os olvidéis de desactivar la desfragmentación automática que traen ciertos sistemas operativos, como Windows, por ejemplo.

  2. No lleves a cabo limpiezas

    En los HDDs cuando eliminamos archivos los sectores se marcan como borrados, pero hasta que no se sobreescriben dichos datos permanecen y se pueden llegar a recuperar si es necesario.

    Lo dicho da utilidad a herramientas concretas que permiten limpiar datos residuales, pero en los SSDs que cuentan con TRIM y se ven respaldados por sistemas operativos compatibles (Windows 7 y superior, Mac OS X 10.6.8 y superior o distro Linux actual basada en kernel 2.6.28 o superior) no son necesarias.

    En esos casos cuando un archivo se borra TRIM actúa y elimina los datos de los sectores de forma inmediata, de manera que ya no se pueden recuperar y tampoco es necesario hacer limpiezas, como indicamos.
    1-2-14

  3. No utilices sistemas operativos antiguos

    Se deduce del punto anterior, pero merece la pena concretarlo. Cuando utilizamos sistemas operativos antiguos como Windows XP, Windows Vista o versiones de OS X y Linux anteriores a las que expusimos en el punto anterior no tendremos soporte de TRIM.

    Esto implica que cuando queramos borrar archivos no se podrá completar el envío de dicho comando y los datos permanecerán en los sectores del disco, algo que tendrá una consecuencia importante a nivel de rendimiento ya que cuando queramos grabar nuevos datos en esos sectores habrá que realizar primero operaciones de borrado y luego de escritura.

    Como habréis imaginado esto tiene una consecuencia clara, y es que afecta negativamente al rendimiento general del disco y del sistema. Con esto en mente queda claro que tampoco debéis deshabilitar TRIM.

  4. No ocupes toda o casi toda su capacidad

    De nuevo es una particularidad inherente al propio modo de funcionar que tienen los SSDs, y no es para nada complicado ni difícil de entender.

    Este tipo de soluciones de almacenamiento actúan almacenando la información y los datos en bloques. Cuando tenemos mucho espacio libre tenemos muchos bloques libres, y puede llevar las operaciones de escritura con mayor celeridad.

    Sin embargo cuando un SSD tiene poca capacidad de almacenamiento libre muchos de sus bloques están parcialmente ocupados, lo que significa que cuando vamos a realizar una operación de escritura tiene que leer el bloque parcialmente lleno en su caché, modificarlo con los nuevos datos que queremos grabar y devolverlo al disco.

    Este proceso se repetirá con cada nueva operación que realicemos hasta que el disco se acabe quedando sin espacio, suponiendo una pérdida de rendimiento claro.

    ¿Dónde está entonces el punto óptimo? Pues según algunos medios como Anandtech lo ideal es no ocupar más del 75% de un SSD para conseguir el mejor equilibrio posible.
    1-3-9

  5. No realices operaciones de escritura de forma constante

    Como anticipamos un SSD tiene un número determinado de operaciones de escritura que marcan lo que se conoce como su ciclo de vida.

    Normalmente ese número es muy elevado y permite una duración de varios años, de manera que probablemente acabaremos cambiando el disco antes de que el mismo llegue al final del camino, pero es conveniente intentar reducir al máximo el número de operaciones de escritura, ya que con ello maximizamos su vida útil.

    En este sentido es aconsejable evitar la instalación y desinstalación constante o continuada de aplicaciones, sobre todo de aquellas muy pesadas, como juegos, por ejemplo.

    Por último un apunte muy importante, y es que debemos evitar tener acumulados archivos muy pesados que además vayan a estar inactivos durante largos periodos de tiempo, no porque vayan a suponer un problema en sí mismo para el SSD, sino porque con ellos estaremos consumiendo una gran cantidad de espacio innecesariamente y no aprovecharemos realmente dicha unidad.

    Sí necesitamos almacenar grandes cantidades de datos que van a estar durante un tiempo inactivos, como por ejemplo contenidos multimedia diversos, lo mejor es contar con un SSD como unidad principal y complementarlo con un disco duro externo, ya que son muy económicos y cumplen de maravilla para estos menesteres.

 

FUENTE: muycomputer

 

dic 11

Cómo crear una contraseña segura

Person puppet opening lock by a key

Internet se ha convertido en una herramienta fundamental en nuestra vida. Transacciones, compras, intercambio de información… Los datos personales de los internautas flotan en la red a través del correo electrónico, las redes sociales y los diversos servicios de todo tipo que podemos encontrar en Internet. A pesar de todas sus ventajas, esta herramienta entraña importantes riesgos. Para proteger nuestros datos, se hace crucial observar una serie de buenas prácticas a la hora de crear contraseñas, unas prácticas que se pueden alcanzar fácilmente con el sentido común pero que muchas veces no se siguen. Te contamos una serie de consejos sencillos para mejorar la seguridad de las contraseñas.

Según se recoge en TechnologyBlogged, existen en la red una multitud de aplicaciones que miden la seguridad de nuestras contraseñas. Una de ellas es How secure is my password?, cuyo principal interés está en que nos muestra el tiempo medio que podría tardar un cibercriminal en hackear la contraseña. Sin duda, una buena forma de determinar si es necesario que revisemos nuestra política de seguridad. Si el veredicto es afirmativo, existen varios consejos que se deberían seguir a la hora de crear o gestionar nuestras contraseñas.

  1. Crea una contraseña que cuente con un mínimo de 10 caracteres. Por lo general, las contraseñas más largas son las que resultan más seguras, aunque el peligro de crear claves muy largas está en la dificultad para recordarlas. En este caso, puede ser igual de peligroso crear una contraseña más corta que apuntar la contraseña en algún lugar del equipo, ya que muchas veces los hackers utilizan herramientas que son capaces de rastrear en nuestros archivos en busca de la clave.
    contrasena
  2. Utiliza letras en mayúscula y minúscula. La mayoría de los servicios web permiten diferenciar entre mayúsculas y minúsculas a la hora de realizar las contraseñas. Algunos de ellos incluso permiten utilizar símbolos especiales como la almohadilla o la arroba.
  3. No utilices palabras conocidas (en cualquier idioma). Los cibercriminales cuentan habitualmente con sistemas que prueban de manera automática con las palabras y los nombres propios de la mayoría de los países del mundo. Sin duda, apostar por una contraseña de este tipo es comprar un boleto para acabar con nuestros datos robados.
  4. Crea una contraseña para cada servicio que utilices. No es aconsejable repetir la misma contraseña a través de servicios distintos (ni siquiera utilizar contraseñas similares en las que cambian uno o dos caracteres) ya que significa dar a los hackers la llave para acceder a todos nuestros servicios. Pero siendo conscientes de que muchas veces esta práctica se vuelve muy difícil si son muchos los servicios de Internet que utilizamos, un buen consejo estriba en no utilizar una misma contraseña para los servicios menos importantes y para los que realmente pueden generar un daño mayor. En el caso de los menos relevantes, podemos utilizar la misma clave para no tener que andar recordando claves.
  5. Por último, un consejo muy útil pero muy poco seguido por los internautas es la necesidad de cambiar las contraseñas cada cierto tiempo (se recomienda hacerlo en una media de dos-tres meses).

 

En definitiva, éstos son algunos de los consejos más importantes que pueden ayudar a crear contraseñas seguras y a mejorar la seguridad de nuestros datos en la red.

 

FUENTE: tuexperto.com

 

abr 27

4 consejos para acelerar el arranque del ordenador

ordenador-lento

En los últimos tiempos han comenzado a surgir portátiles potentes llamados ultrabooks. Uno de los puntos más atractivos de estos equipos está en la inclusión de una tarjeta SSD como sistema de almacenamiento. Estas tarjetas permiten que el portátil se encienda de forma muy rápida (la diferencia con el disco duro es más que notable). No obstante, para el resto de los casos la optimización del sistema es un punto vital para evitar que tengamos que esperar de más a la hora de encender el ordenador. Te contamos cuatro consejos interesantes para mejorar la velocidad de arranque del ordenador.

TuneUp Utilities, una herramienta bastante utilizada para mejorar el rendimiento, ha elaborado cuatro consejos básicos para aumentar la rapidez del equipo a la hora del arranque. En primer lugar, un consejo muy manido pero que resulta realmente vital a la hora de mejorar los tiempos de inicio está en desactivar los programas que se inician con el sistema y que no son realmente necesarios. Una opción es utilizar la herramienta integrada en TuneUp Utilities. Nosotros recomendamos echar mano de Soluto, un programa que destaca por la claridad y sencillez de uso. Con Soluto se estudia el tiempo que “roba” cada aplicación o proceso que se abre con el inicio del sistema, y se ofrece la opción de detenerlo o bien de posponer su funcionamiento hasta que el ordenador se haya iniciado y no estemos realizando ninguna tarea que consuma recursos.

ordenador-lento-2

El segundo consejo que se ofrece es desactivar los dispositivos del ordenador que no utilicemos habitualmente, como por ejemplo el Bluetooth o la Webcam. Estos dispositivos consumen recursos a la hora de iniciar el sistema y pueden ralentizar el proceso. Para llevar a cabo esta desconexión temporal hay que ir al administrador de dispositivos de Windows. Puedes encontrar el administrador de dispositivos en el panel de control (en Windows 7 Panel de Control, Hardware y sonido y luego Administrador de dispositivos). No se recomienda deshabilitar aquellos componentes de los que no tengamos muy claro su utilidad en el sistema. Para detener un dispositivo, pinchamos en el botón derecho sobre él y luego sobre la opción “deshabilitar”. En el momento en que necesitamos utilizarlo de nuevo seguimos el mismo camino y “habilitar”.

En tercer lugar, se aconseja aumentar la memoria RAM del equipo. Se trata de un componente bastante barato en comparación con el procesador y puede suponer una diferencia notable a la hora de arrancar el PC.

El cuarto y último consejo que se ofrece estriba en cambiar la configuración de la BIOS (la BIOS es el software que controla las opciones de configuración básicas del ordenador). Los ordenadores tienen diferentes maneras de acceder a la BIOS durante el arranque. En muchos casos se accede presionando la tecla suprimir cuando se está iniciando el ordenador (antes de que cargue el sistema). Desde esta plataforma se puede determinar que el arranque del sistema solo se realice desde el disco duro, dejando a un lado la unidad óptica o el USB. De este modo, se podrán ahorrar unos segundos. Sea como fuere, solo recomendamos llevar a cabo este consejo si se está familiarizado con el funcionamiento de la BIOS.

 

FUENTE: tuexperto.com

 

feb 07

6 consejos para proteger tu móvil, tablet y otros dispositivos del frío invierno

Movil-invierno

El invierno está golpeando con fuerza y aunque quienes más frío pasamos somos nosotros, nuestros móviles y demás dispositivos electrónicos (tablets, netbooks…) también lo pasan mal de una u otra manera.

El frío no siempre es bueno para la tecnología y en algunos casos las bajas temperaturas pueden ser peligrosas para los gadgets, tanto como el excesivo calor en el verano.

A continuación os damos 6 consejos para que los dispositivos pasen un buen invierno:

1. No tengas los dispositivos, sean ordenadores portátiles, teléfonos móviles o tablets, en el coche demasiado tiempo sin moverlos en los días más fríos, dado que puede producir problemas, sobre todo de congelación en el disco duro.

2. Si no te queda más remedio que dejarlos en el coche, hazlo envueltos en ropa o en un funda. Se venden calentadores para ordenadores portátiles.

iPad-frio

3. Apaga los dispositivos. Si lo dejas en modo de reposo puede mantenerse más caliente, dado que todavía está encendido, pero incrementa el daño si estás en movimiento. Apaga cada dispositivo todo lo que puedas para mantenerlo a salvo.

4. Caliéntalos antes de encenderlos. Si la máquina está fría, ponla en un sitio donde pueda calentarse un poco antes de encenderla. Esto hará que no haya problemas de condensación que puedan estropear el dispositivo.

5. Ten siempre a mano un cargador. El tiempo frío reduce la vida de la batería, así que ten siempre a mano un cargador en el coche para emergencias.

6. Por último, ten cuidado con las pantallas sensitivas, ya que el tiempo frío hace que la pantalla de un smartphone sea extra sensitiva, lo que puede dar lugar a problemas.

 

Si puedes utiliza algún tipo de funda para el smartphone o simplemente un calcetín, lo que lo mantendrá caliente mientras lo transportas.

 

FUENTE: UltiMóvil