Warning: Use of undefined constant wp_cumulus_widget - assumed 'wp_cumulus_widget' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/27/d391336691/htdocs/CROMYSAT/WEB/wp-content/plugins/wp-cumulus/wp-cumulus.php on line 375
análisis » Informatica Cromysat

Entradas correspondientes a la etiqueta 'análisis'

feb 18

Sony Xperia Z, análisis

Pisando fuerte y a por todas. Así llega el Xperia Z al mercado. Este terminal ideado por Sony fue presentado en el CES 2013 -donde de hecho ya pudimos pegarle un primer repaso en condiciones-, y desde entonces no veíamos el momento de que cayera en nuestras manos para probarlo a fondo y contarte mucho mejor los detalles de su hoja de cualidades. Un diseño exquisito, maquinaria potente y prestaciones de carácter propio (como son su resistencia al agua, el vídeo HDR y un control inteligente de energía) son las armas que trae este nuevo Xperia para lugar en el mercado.

 

Pincha aquí para ver una demostración en vídeo

 

Diseño: Elegancia por los cuatro costados

Qué vamos a decir del Xperia Z que no te hayamos contado ya. Este teléfono de 5 pulgadas llama poderosamente la atención nada más tenerlo en la mano gracias al uso del cristal templado, material que recubre prácticamente la totalidad del teléfono. Es por ello que la primera sensación al verlo es la de un acabado sencillamente perfecto y muy trabajado, donde todas las caras se encuentran perfectamente selladas y donde ningún puerto queda a la vista. Esto tiene su explicación: el Xperia Z cuenta con los certificados IPX5/7 e IP5X, o lo que es lo mismo, es resistente al agua y al polvo, lo que irremediablemente provoca que todo su cuerpo se presente lo más “cerrado” posible.

Pero comencemos por el principio. En su cara frontal nos encontramos con un panel que reina en toda la parte delantera del smartphone y en el que tendremos acceso a sus botones táctiles de control, la cámara frontal, el altavoz y el micrófono. Su espalda también está protagonizada por un gran cristal en el que se dan cita la cámara -a ras de superficie-, el flash LED y otro micrófono complementario en su zona superior, el logo XPERIA en el centro, y toda la ristra de logos y números legislativos en la parte inferior. A pesar de nuestro declarado amor por su diseño, tras este sucinto repaso ya tenemos que avisarte de una pega: la ínfima separación entre los citados paneles y los propios bordes del teléfono resulta todo un filón para la acumulación de polvo, al igual que los mencionados micrófono y altavoz delanteros, ya que ambos dibujan dos “profundos” huecos en la superficie donde se alojan estos elementos.

Sony-Xperia-Z-02

Pasamos a los laterales y posamos primero nuestra atención en el lado izquierdo. En él se emplazan los accesos a la tarjeta de memoria (microSD) y el conector microUSB, ambos debidamente cubiertos con sus solapas de protección -para abrirlas necesitas introducir la uña por unas discretas aperturas. La zona superior muestra un planteamiento similar aunque con la presencia únicamente de un puerto, el de 3,5 mm. Este es quizás el que más nos molesta que se encuentre tapado, y es que resulta un poco molesto tener que abrir y cerrar la solapa continuamente cada vez que quieras conectarle unos auriculares, además del miedo que nos invade de que finalmente ceda su agarre por el propio uso.

Mientras que en su parte inferior no existe ningún conector reseñable, en el lado derecho, punto final de nuestro recorrido, tenemos unas cuantas paradas interesantes. En primer lugar, en la parte más alta se aloja la solapa que da acceso a la tarjeta microSIM. Un consejo: No intentes apretar hacia dentro la bandeja de la tarjeta para sacarla -puede ser lo primero que se te ocurra por la colocación que tiene; el truco está en engancharla por abajo y tirar hacia fuera.

Sony-Xperia-Z-03

Justo a continuación encontramos el botón de encendido/bloqueo, el único que destaca en toda la uniformidad del diseño, debido a su destacado relieve y a su color en aluminio plata. Este resulta de buena pulsación, además de ser fácil de encontrar a tientas -algo que si mal no recuerdas, criticamos cuando probamos el Xperia T; nos han debido leer (guiño, guiño). Sobresaliendo de la superficie aunque de forma muchísimo más discreta se encuentra también la barra de control de volumen, en este caso algo más difícil de reconocer con solo pasar el dedo. Casi rozando la esquina nos encontramos con un altavoz y un hueco para el agarre de una correa –algo que no casa mucho con el elitista aspecto de teléfono pero que Sony ha querido introducir para que podamos darnos chapuzones con él sin miedo a perderlo.

En cuanto a la localización del altavoz, tenemos ciertas reservas. Y es que, como seguro que te habrá pasado, es muy habitual que al poner el smartphone en horizontal lo agarremos por las esquinas, algo que en este gigantón provoca que tapemos el altavoz con el dedo.

En líneas generales podemos decir que el teléfono es cómodo al agarre -todo lo que una pantalla de 5 pulgadas puede permitir, ojo-, aunque siempre puede existir riesgo de resbalón por culpa del cristal. Pese a ello, es cierto que no hemos tenido mucho problema con este último aspecto, así que puede ser más un “miedo aprendido” que una realidad tangible. Juegan además en este buen equilibrio dos factores importantes: su buen peso (146 gramos) y su grosor, unos 7,9 mm que se agradecen (y mucho).

 

Pantalla: Mobile BRAVIA Engine 2 te conquistará

Teniendo una imponente pantalla de 5 pulgadas, no podíamos hacer otra cosa que dedicarle un apartado donde estudiarla más a fondo. El panel del Xperia Z es un cristal LCD-TFT con una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles. Su densidad de pantalla se sitúa en los 443 píxeles por pulgada, la más alta vista hasta ahora pasar por nuestra mesa de análisis -aunque, por desgracia, imperceptible tan siquiera al ojo humano. Esto sin duda se traduce en una visualización realmente buena, con trazos bien definidos y una calidad más que satisfactoria a la hora de hablar de precisión de imagen.

Sony-Xperia-Z-04

La guinda del pastel la pone la tecnología Mobile BRAVIA Engine 2 de la casa, capaz de analizar de manera inteligente el contenido que se muestra en nuestro teléfono para ajustar la imagen en términos de contraste (oscurece ligeramente las partes más oscuras para resaltar los detalles), calidad de color y ruido (disminuyéndolo, claro). Era difícil por tanto no lograr el objetivo de Sony: una pantalla amplia que invite de manera inevitable al consumo multimedia -aprovechamos para señalar que el volumen y buen hacer de su altavoz acompañan en sintonía.

Sin embargo no todo iba a ser un camino de rosas y, de hecho, la pantalla del Xperia Z no alcanza por desgracia el sobresaliente a pesar de haber hecho tan bien los deberes. ¿La razón? Los pobres ángulos de visión, algo que choca aún más al espectador si cabe teniendo en cuenta el mimo que Sony ha dedicado precisamente a su panel. Los colores se degradan mucho cuando no estamos mirando de frente la pantalla, algo que si bien no debería ser razón para impedirte hacerte con esta mala bestia, debemos avisarte por aquí.

 

Detalles técnicos

Como siempre, antes de meternos en faena, te ofrecemos un repaso breve y esquemático de las principales prestaciones técnicas de este smartphone. Echa un vistazo a la lista que tienes a continuación.

 

Sony Xperia Z

  • Sistema operativo: Android Jelly Bean (4.1.2)
  • Pantalla: 5 pulgadas.
  • Tecnología: TFT Sony Mobile BRAVIA Engine 2 Cristal mineral con lámina resistente a arañazos.
  • Resolución panel: 1.920 x 1.080.
  • Procesador: Quad-core Qualcomm APQ8064+MDM9215M a 1,5 GHz.
  • RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 16 GB
  • Tarjeta SIM: microSIM.
  • Redes: HSPA+, GSM GPRS/EDGE, LTE.
  • Conectividad: HSDPA y LTE.
  • NFC:
  • Cámara trasera: Sensor Exmor RS de 13 megapíxeles con zoom de 16 aumentos, enfoque automático, modo Ráfaga, HDR, detección de caras y sonrisas, función Panorama y flash LED.
  • Grabación de vídeo: 1080p a 30 fps con estabilizador de imagen, modo HDR, permite fotos durante la grabación.
  • Cámara delantera: Sensor Exmor R de 2 MP y con grabación a 1080p.
  • Sensores: GPS, GLONASS, acelerómetro, brújula digital, proximidad, giroscopio, barómetro.
  • Autonomía estimada: En conversación: hasta 11 horas, en espera: hasta 550 horas.
  • Prestaciones especiales: Modo de batería Stamina, Certificados IPX5/7 (resistente al agua) e IP5X (resistente al polvo).
  • Medidas: 139 x 71 x 7,9 mm.
  • Peso: 146 gramos.
  • Precio: 669 euros.

 

Sistema operativo e interfaz: Android con toque Sony

No podemos contarte mucho por aquí que no sepas ya a estas alturas de los equipos móviles de Sony. La casa ha decidido de nuevo, como es lógico, imprimir su sello con la introducción de su interfaz personalizada, un entorno que, por suerte para los más puristas, no resulta demasiado intrusivo o molesto dentro del esquema androide. Contamos además con la presencia de aplicaciones propias de los japoneses como Walkman (el reproductor musical), Películas (su nombre lo dice todo), Coche Sony (navegador GPS) o Socialife (donde se reúnen los principales feeds de nuestras redes sociales).

Sony-Xperia-Z-05

Lo que nos resulta algo más incómodo, sin duda,es que este smartphone se permita el lujo de salir al mercado sin llevar la última versión de su SO, un movimiento que parece haberse convertido en una mala costumbre en casi la totalidad de terminales que se lanzan al mercado. Imaginamos que será cuestión de echarle un poco de paciencia, pero no deja de ser una lástima que Sony haya dejado a su buque insignia con Android 4.1.2.

Como habrás apreciado en el vídeo-repaso, las transiciones se suceden de manera cómoda y el acceso a los principales parámetros de acción tienen, cómo no, hueco en la misma barra de notificaciones del equipo (con presencia del botón de Ajustes, algo que agradecemos y mucho). En la pantalla de bloqueo se deja además movimiento de maniobra para acceder directamente al reproductor musical y a la cámara de forma más rápida, lo que nos permite acceder a dos funciones importantes del teléfono con el simple deslizamiento de nuestro dedo.

 

Rendimiento y autonomía

El Xperia Z cuenta con los ingredientes necesarios para garantizar un buen rendimiento. Como habrás repasado en la tabla mostrada unas líneas más arriba, el teléfono disfruta de un procesador cuatro núcleos Qualcomm APQ8064+MDM9215M Krait a 1,5 GHz y con 2 GB de RAM, suficientes sin duda para obtener una respuesta rápida y la fluidez entre aplicaciones suficientes para una experiencia más que satisfactoria.

Sin duda estas positivas vibraciones se dejan llevar por el buen hacer de su pantalla, un imponente panel que además de ser una delicia para los ojos, responde, como ya te contábamos antes, de forma más que satisfactoria al contacto de nuestros dedos. En definitiva, se trata de un combo perfecto en el que el disfrute multimedia se convierte sin duda en una de las mayores excusas para echarle mano a este equipo.

Es posible que entre sus prestaciones técnicas te haya chocado un poco su memoria interna. La verdad es que 16 GB como única versión de almacenamiento se antoja sin duda limitada. Sony sin embargo salva los muebles como puede gracias a la presencia de una ranura para tarjetas microSD, lo que te dará algo más de espacio para que este hándicap no sea ningún problema para ti.

No todo van a ser alabanzas. También nuestro protagonista de análisis ha pasado con nota sobresaliente nuestros exámenes de benchmark. A continuación verás así una tabla en la que se muestran los resultados obtenidos por este Xperia Z tras el pase por algunas de las pruebas más conocidas en el mundo androide, y en la que por supuesto podrás también comprar los datos ya registrados de otros terminales pasados por nuestra mesa de análisis. Saca tus conclusiones.

 

 

Sony
Xperia Z

Sony
Xperia T

Nexus 4

Samsung
Galaxy S III

Linpack (multithread) 500,921 190.154 157.23
Quadrant 7.674 4.536 5.704 5.233
Vellamo 2.194 1.760 2.426 2.040,6
AnTuTu 17.525 9.806 11.455 9.770
SunSpider 0.9.1 (ms)* 1.884 1.667,2 1.030 1.943,9
CF-Bench 17.752 9.473 15.310 13.110
*SunSpider: las puntuaciones más bajas son mejores

No pasemos al siguiente apartado sin detenernos unos minutos en su autonomía. Como bien sabes, el Xperia Z dispone del llamado modo STAMINA, una función propia de Sony que se encarga de gestionar las conexiones del teléfono en stand by para consumir lo menos posible. Como se trata de un modo opcional y hablaremos de él en un apartado diferente, ahora nos centraremos simplemente en comentar el aguante de este bicho de 5 pulgadas, digamos que, “en condiciones normales”. Con una batería de 2.330 mAh no reemplazable, este smartphone es capaz de aguantar una jornada laboral siempre y cuando no se abuse demasiado de él. Para que te pongas en situación, nos referimos al uso de WiFi, la recepción de emails por push y notificaciones de apps varias, la realización de algunas fotos y la navegación por internet.

El Xperia Z por tanto logra unas marcas similares a otros teléfonos del mercado situados en su rango, aunque siempre podrás hacer uso, claro está, de alguna de las tres opciones ofrecidas para ahorrar: la citada STAMINA, el modo Batería baja, que desactiva y ajusta determinados parámetros elegidos por el usuario cuando se encuentra por debajo del 30% de vida; y el llamado ‘Wi-Fi según ubicación’, que activa automáticamente el WiFi solo cuando está cerca de una red guarda previamente en el teléfono.

 

Cámara: El HDR, ¿el rey de la fiesta?

Uno de los ingredientes más interesantes de este Xperia Z es sin duda la cámara. El terminal monta el esperadísimo sensor Exmor RS que ya pudimos conocer hace unos meses, un captor en versión de 13 megapíxeles que promete imágenes nítidas, con gran rendimiento en situaciones de poca luminosidad y un novedoso modo de grabación en HDR. Lo cierto es que no podemos negar la evidencia: los resultados son espectaculares en cualquiera de las situaciones, con fotografías de gran detalle y controlando perfectamente los niveles de ruido.

Sony-Xperia-Z-06

A la hora de arrancar la aplicación Cámara, nos encontramos con el típico menú en pantalla de la marca, con ajustes como el modo de captura, exposición, HDR, flash y configuraciones avanzadas, bien ordenadas y sin molestar a la hora de previsualizar la imagen. Sorprendentemente, este modelo ha prescindido de un elemento extremadamente característico en los terminales con aspiraciones fotográficas del fabricante; hablamos, cómo no, del botón de disparo dedicado. Un componente que se echa muchísimo en falta a la hora de tomar fotografías, más aún cuando tenemos en nuestras manos un sensor de esas capacidades que pide a gritos un enfoque previo antes del disparo, y no métodos táctiles con los que desestabilizar el agarre del terminal. Esta ausencia se debe probablemente al nivel de sellado del equipo (es posible que no hayan querido abusar de número de botones sumergibles), aunque eso sí, no han dudado de dotar de funciones de zoom al sencillo selector de volumen.

Este modo de aumento de focal aprovecha las dimensiones de los 13 megapíxeles para realizar recortes a tamaño real y aplicar de paso una estabilización digital para controlar las vibraciones (la cual funciona francamente bien). Podríamos decir que intenta rivalizar así con el estabilizador del PureView de Nokia, aunque evidentemente no son lo mismo.

En cuanto al modo HDR, quizás aquí tengamos ciertas reservas sobre los resultados. No diremos que no se aprecien, pero desde luego, milagros no deberías esperar de esta potente cámara. A la hora de realizar capturas fotográficas, notamos una mejora en los contrastes de luz que ayudan a conseguir una imagen superior -podrás comprobarlo en la galería-. A la hora de grabar vídeo, sin embargo, el efecto es inferior, siendo la diferencia casi imperceptible respecto a un vídeo tomado sin este “celebrado” modo.

Se vuelve a corroborar por tanto nuestras primeras impresiones recogidas durante el CES, quedando patente que no obtenemos el mismo resultado de procesamiento de imagen con este modo a la hora de capturar imágenes fotográficas que cuando realizamos una grabación de vídeo.

Te dejamos a continuación un par de tomas de ejemplo para que lo compruebes por ti mismo.

 

Pincha aquí para verlo

 

Prestaciones especiales: Certificados de resistencia y modo STAMINA

Si por algo destaca este elegante teléfono, además de por su pulido diseño y su grabación HDR, es por dos interesantes cualidades muy remarcadas por Sony: su sorprendente resistencia y su gestión inteligente de la batería.

En cuanto a la primera prestación, referente a los certificados IPX5/7 e IP5X, estos confieren al teléfono la suficiente resistencia para aguantar estoicamente el polvo y, lo que resulta más sorprendente y llamativo, las inmersiones acuáticas. El Xperia Z puede así ser sumergido en agua durante media hora, de manera que los derrames accidentales nunca tendrán que ser un disgusto para los poseedores del teléfono.

Sony-Xperia-Z-07

Que sea capaz de aguantar los chapuzones no significa -ojo a esto- que su uso bajo el agua sea ideal. Y es que, aunque hemos conseguido por ejemplo twittear bajo la ducha, escribir en el teclado no fue tarea fácil, observando que la respuesta de la pantalla no resulta tan fina como cuando el teléfono está seco. Un comportamiento deficientemente similar hemos encontrado también al sumergir el Xperia en un jarrón o vertiendo agua sobre él: el contacto del líquido activa la pantalla indistintamente, abriendo aplicaciones o lanzando menús, e incluso llega a dejarla K.O., no ofreciendo respuesta a nuestros dedos hasta que no hemos pasado una bayeta por encima.

No queremos con esto quitarle mérito a una de las prestaciones estrella del Xperia Z, pero sí debemos dejarte clara su función: es resistente al agua, sí, pero su uso bajo ella dista de ser perfecto. Cuidado con eso.

La otra función que también llamó nuestra atención desde que fue presentado en el CES ha sido sin duda el modo STAMINA. Gracias a él, el teléfono es capaz de aumentar el aguante de su autonomía hasta cuatro veces, gracias al empleo de un gestor inteligente que se encarga de apagar todas nuestras apps cuando el teléfono está en reposo. En nuestras pruebas, hemos logrado tener el smartphone 3 días, 6 horas y unos 50 minutos sin necesidad de echar mano del enchufe. Durante este tiempo hemos recibido notificaciones de varias redes sociales, descargado el correo, realizado fotos, navegado por internet, reproducido vídeos y hasta alimentado a una mascota virtual.

La batería por tanto se ve notablemente mejorada con este modo introducido por Sony, aunque claro está, esta inyección de autonomía tiene su sacrificio: mientras estemos en este modo, y a menos que digamos lo contrario seleccionándolo deliberadamente en su “lista blanca”, no recibiremos notificaciones (ni sonoras ni por LED) de nuestras apps o avisos de correos entrantes, ya que el WiFi y los datos móviles quedarán deshabilitados. Los más enganchados deberán tenerlo en cuenta. Por su parte, las llamadas entrantes, SMS y ciertas notificaciones de aplicaciones de Sony sí seguirán activas, así como el aviso de batería baja.

 

Conclusión

No nos tiembla el pulso al escribir que Sony ha creado, a nuestro juicio, el smarpthone más elegante y atractivo que jamás ha visto su catálogo, algo que sin duda puede lograr hacerle ganar bastantes puntos de cara a la competencia de alta gama. Si a un diseño de 10, unas cualidades técnicas potentes que ofrecen un rendimiento más que óptimo y una pantalla que enamora por dimensiones y calidad, logramos toparnos con uno de los teléfonos más interesantes que salen esta primera mitad del año al mercado.

Sony además ha logrado con este Xperia dar un golpe sobre la mesa y demostrar algo que seguro que incomoda a la competencia: el diseño *no* está reñido con la resistencia. Cuando pensamos en un teléfono capaz de resistir inmersiones acuáticas o al polvo, se nos vienen a la cabeza cacharros de 4 x 4 que si bien cumplen su función, distan mucho de ser elegantes, atractivos o, simplemente, delgados. Este modelo Z cuenta con un grosor de sólo 7,9 mm. Creemos que poco más hay que añadir.

Sony-Xperia-Z-08

Evidentemente, y como suele ocurrir, siempre hay cosas que se podrían pulir. Precisamente su condición de teléfono “aguanta-todo” obliga a que todos los puertos estén cerrados con solapa, algo que si bien puede agradecerse a nivel estético, resulta un poco molesto en la práctica a la hora de echar mano de puertos tan usados a veces como el de 3,5 mm. Los ángulos de visión de la pantalla tampoco nos convencen, una deficiencia, que como ya decíamos, queda aún más en evidencia debido al resto de buenas virtudes de su panel de 5 pulgadas. Respecto al cristal empleado en su diseño, ya sabes: para presumir, hay que sufrir, y los dedos marcados en su generoso cuerpo serán algo que te perseguirán siempre.

En cuanto a su precio, nada que nos sorprenda en exceso. Sí, es una cantidad indecente de dinero, pero no se sale de la línea de coste de sus compañeros de alta gama. Será una cuestión por tanto de que pille la oferta de turno con una operadora o que tu cartera se encuentre suficientemente relajada para esta inversión.

El Sony Xperia Z tiene un precio oficial de 669 euros y podrá adquirirse a partir del próximo 25 de febrero.

 

FUENTE: engadget.es

 

nov 14

Samsung Galaxy Note II: análisis

samsung-galaxy-note-2

Fue en Berlín, durante el pasado verano, donde Samsung presentó su flamante Galaxy Note II, el digno sucesor de uno de los dispositivos más sorprendentes del año 2011. Como no podía ser menos, este “phablet” por excelencia viste un diseño atractivo idéntico al del Samsung Galaxy S III, con acabados brillantes y suaves al tacto.

Además, es muy cómodo en su utilización con una sola mano, pese a contar con una pantalla de 5,5 pulgadas. Está considerado como uno de los smartphones más potentes del mercado actual, y no es para menos.

 

Galaxy Note 2: Especificaciones técnicas

samsung-galaxy-note-II

  • Procesador: Samsung Exynos 4412 de cuatro núcleos a 1.6 GHz
  • GPU: Mali 400-MP
  • Memoria RAM: 2GB
  • Almacenamiento: 16/32/64GB, admite tarjetas microSD hasta 64GB
  • Sistema operativo: Android 4.1.1 (Jelly Bean)
  • Pantalla: Super AMOLED HD de 5.5” y resolución de 1280×720 (267ppp). Tecnología de protección Corning Glass 2
  • Cámaras: Trasera de 8MP con Flash LED y frontal de 1.9MP, grabación 1080p y 30fps
  • Conectividad: 3G, LTE, WiFi, Bluetooth 4.0, WiFi Direct, MHL
  • Medidas: 151,1×80,5×9,4mm
  • Peso: 180g
  • Batería: 3100 mAh

Como podéis apreciar estamos ante un dispositivo muy potente que casi ha conseguido duplicar la potencia de su antecesor. Continuad leyendo si deseáis saber más sobre el Samsung Galaxy Note 2.

 

Software

Centrándonos ahora en su software, encontramos la capa de personalización a la que nos tiene acostumbrados/as el fabricante coreano, el TouchWiz UX.

Junto a él lucen funcionalidades como Smart Stay, que controlará desde su cámara frontal que el panel no se apague mientras lo estemos observando, Smart Rotation – que hace que la pantalla no se gire mientras lo utilizamos verticalmente -, o S Voice , conocido también como “el Siri de Samsung“.

También cabe mencionar las funciones PopUp Video, que hace flotar cualquier vídeo sobre el escritorio deseado, Allshare Cast y S-Beam, que nos permite compartir contenidos entre varios dispositivos de una forma fácil y cómoda.

note-2

 

Multitarea Real

Como podéis ver, a nivel de software también estamos ante un gran terminal. Innova con la denominada multitarea real que también encontramos en la tablet Galaxy Note 10.1. Gracias a ella podemos  dividir la pantalla en dos mitades independientes en las que ejecutamos dos aplicaciones al mismo tiempo. Por ejemplo, podemos revisar nuestro Facebook mientras visitamos páginas Web.

galaxy-note-2

Su funcionamiento es simple; el Galaxy Note II cuenta con una barra vertical en la parte izquierda de la pantalla, que incluye aquellas aplicaciones que soportan la multitarea. Estas son, en su mayoría, apps integradas de forma nativa (Chrome, Gmail, Twitter, YouTube, la Galería de fotos…).

Para comenzar a usar esta maravillosa función, el usuario pulsa sobre la primera aplicación en cuestión y la arrastra hasta la pantalla. Acto seguido, hace lo mismo con la segunda. Una vez están en funcionamiento, es posible aumentar o disminuir el tamaño de cada una para trabajar con ellas de la forma más cómoda posible.

 

S-Pen

s-pen-note-2 Para muchos, pese a todo lo citado, el aspecto más destacable del Note II es su S-Pen.

Gracias a esta herramienta productiva que Samsung ha incorporado en este smartphone, podemos dibujar y ejecutar acciones directamente sobre su gran pantalla. Dispone de una precisión casi perfecta, que nos permite realizar dibujos a mano alzada como si estuviéramos haciéndolo sobre el papel.

Físicamente tiene un diseño muy cuidado y elegante con acabados en plástico,e  incorpora un botón que permite realizar acciones rápidas, scroll en páginas, etcétera.

 

Disponibilidad y precios

Podemos adquirir el Galaxy Note II libre, por unos 560 euros en tiendas online como PC Componentes, Amazon o Redcoon. En tiendas físicas cuesta un poco más, aunque en Media Markt está actualmente a un muy buen precio, 575 euros.

 

Note 2 en acción

Para finalizar, os dejo con esta estupenda vídeo review publicada por Clipset en YouTube, en la que podemos apreciar todas y cada una de las características del gran Galaxy Note 2:

 

Samsung Galaxy Note II

 

FUENTE: ADN Friki

 

oct 21

Facebook supera a Apple y Google como marca mundial con más impacto en los medios

  • El valor del impacto estimado de la marca Facebook es de 751 millones de dólares.
  • El informe de General Sentiment otorga el mismo valor a las menciones positivas y negativas que las marcas reciben en los medios.
  • Por detrás de la red social se sitúa Apple, con un valor estimado de 657 millones de dólares y Google, con 547 millones de dólares.
  • El informe sitúa a Facebook por encima de otras compañías que generan más ingresos, son más grandes y nacieron hace más tiempo.

Facebook-nasdaq

Facebook es la marca mundial más valorada por su presencia en los medios de comunicación, redes sociales y Twitter, por encima de otras compañías como Apple o Google. Esta es la primera vez que la firma de análisis estadounidense General Sentiment incluye a Facebook en su ranking, que mide el valor de las menciones que las marcas reciben en los medios para determinar cuál es el su impacto.

El valor del impacto total estimado de la marca Facebook es de 751 millones de dólares, casi el doble de los 432 millones de Twitter. Por detrás de la red social se sitúa Apple, con un valor estimado de 657 millones de dólares y Google, con 547 millones. Detrás vienen otras grandes marcas como la cadena de televisión MTV, el sitio de comercio electrónico Amazon.com o las tecnológicas Samsung, Microsoft y Hewlett-Packard (HP).

El informe del tercer trimestre de la firma de análisis sitúa a Facebook por encima de otras compañías que generan más ingresos, son más grandes y nacieron hace más tiempo. Sin embargo, es la red social quien ocupa el primer puesto. Después de su salida a Bolsa, Facebook ocupa un papel protagonista en los medios de comunicación y social media. El informe asegura que las acciones de la compañía subieron después que su fundador, Mark Zuckerberg, diera por primera vez una entrevista pública tras la llegada a Bolsa de Facebook.

Apple, por su parte, también ha ocupado un papel relevante en los medios. El lanzamiento de iPhone 5 a finales de septiembre atrajo la atención de medios de comunicación y redes sociales. Al entusiasmo con que se recibió la noticia de los nuevos lanzamientos de Apple, le siguieron las primeras críticas por el mal funcionamiento de su aplicación Mapas.

Google, tercera en el ránking, ha caído desde el primer puesto de la lista. El gigante de las búsquedas en Internet suele aparecer en los medios junto a las informaciones que hablan de la nueva aplicación Mapas de Apple para i06. El público reclama la vuelta de Google Maps al sistema de Apple y las acciones de la compañía llegaron a su máximo histórico a finales de septiembre.

El informe de General Sentiment otorga el mismo valor a las menciones positivas y negativas que las marcas reciben en los medios. Por esta razón, las malas noticias para la compañía de Zuckerberg son también responsables de su posición en el número 1 de la lista.

Otro de los cambios más importantes del ranking ha sido el número 10 que Yahoo! ocupa ahora. La compañía ha remontado varios puestos después de la atención despertada en los medios con la llegada de la nueva directora ejecutiva, Marissa Mayer, procedente de Google. El valor de Yahoo! se sitúa ahora por encima del de otras marcas como eBay, Intel o Nike.

 

FUENTE: 20minutos.es

 

jul 09

España es el séptimo país de Europa que más usa Internet

internet-http

España es el séptimo país de Europa que más visitantes únicos a Internet registró en el mes de mayo. En concreto, España tuvo 21,7 millones de visitantes únicos, muy por detrás de los 57,8 millones de la Federación Rusa. En total, en Europa se registraron 395,6 millones de visitantes únicos.

El estudio sobre el Uso de Internet en Europa de comScore presenta un escenario cada vez más conectado. En total, en todo el mundo se registraron 1.484,3 millones de visitantes únicos a Internet, con una media de horas por visitante de 24,5 horas y 2.388 páginas consumidas por cada internauta.

En el análisis por países en Europa, la Federación Rusa consigue el mayor número de visitantes únicos, con 57,8 millones. España, en mayo, registró un total de 21,7 millones de usuarios únicos, que pasaron de media 26,3 horas conectados y vieron 2.315 páginas.

Por encima de España hay países como Alemania, que ocupa la segunda posición gracias a sus 51,7 millones de visitantes únicos. Francia ocupa la tercera posición con 43,2 millones, por delante de los 27,6 millones de Reino Unido, los 28,5 millones de Italia y los 23,7 millones de Turquía.

Por detrás de España están Polonia, con 18,4 millones de visitantes, Países Bajos con 12 millones o Suecia con 6,3 millones. Los países con menor número de visitantes únicos en mayo fueron Irlanda con 2,4 millones y Noruega con 3,3 millones.

En cuanto a la media de horas por visitantes dedicadas a Internet, Reino Unido presenta el volumen más alto, con 39,1 horas mensuales de media. España, con sus 26,3 horas de media está muy lejos de Reino Unido, aunque supera a Rusia o Alemania entre otros.

Si hacemos referencia a la media de páginas por visitante, Turquía ostenta el número más alto, con 3.674 páginas. Reino Unido se acerca con 3.637 páginas de media por visitante, lejos de España y sus 2.315 páginas.

 

FUENTE: Yahoo! Finanzas

 

jul 02

Análisis detallado de las principales novedades que Jelly Bean aporta a Android

jellybean

Tras muchos rumores y especulaciones ya tenemos entre nosotros a Android 4.1 Jelly Bean. Nadie esperaba un cambio a gran escala aunque, casi sin esperarlo, nos lo hemos encontrado. Muchos diréis que esta actualización no es para tanto pero, simplemente el project butter, ha hecho que se tenga que reescribir parte de Android por lo que quizás para nosotros no sea un salto tan grande como lo fue ICS pero por detrás del SO si que hay mucho trabajo

Ahora con Jelly Bean, Android tiene otra cara, más cosas que ofrecer, pequeñas y grandes cosas que muchos reclamábamos y que no les encontrábamos sentido al hecho de no estar integradas en el sistema. Vamos a repasar los puntos más importantes donde Android ha cambiado desde la introducción de Jelly Bean.

 

Teclado predictivo

tecladojellybean

El teclado de Android ha sido muy criticado durante mucho tiempo. Con Gingerbread introdujeron un salto de calidad pero seguía sin ser excesivamente bueno. Con Ice Cream Sandwich la cosa mejoró bastante pero tampoco alcanzaba a otros alternativos. Sin embargo, con Jelly Bean parece que si está a la altura, que tenemos un  teclado acorde con el nivel de calidad que vemos en el resto del sistema.

Una de las novedades destacables es la predicción de teclado. El teclado va a ir aprendiendo poco a poco de nosotros, va a saber cuales son nuestras palabras más habituales y con qué otras las unimos, de esta forma, cuando introduzcamos una palabra nos sugerirá una que encaja con lo escrito y que ya hemos usado anteriormente, anticipándose a cualquier letra que nosotros introduzcamos.

Por otra parte encontramos el dictado por voz offline, una característica que, muchos ni la miramos, es interesante tenerla cuando estemos sin conexión o sin cobertura para poder tener las manos libres.

 

Google Maps Offline

goglemapsoffline

Aunque este cambio está para todas las versiones, se ha introducido junto con Jelly Bean y forma parte de la hoja de características de Android.

Cuando Android no existía, o mejor dicho estaba aún en desarrollo, Nokia era quien dominaba el mercado de la telefonía. Los finlandeses contaba con uno de los mejores sistemas de mapas para móviles, ofreciendo incluso la descarga de sus mapas para poder navegar de forma offline gracias a su software OVI para ordenador.

Años después, Google introduce la misma funcionalidad con Google Maps pero sin necesidad de utilizar ningún ordenador. A priori todo es bonito y maravilloso pero cuando lo utilizamos nos damos cuenta de que tiene una gran limitación: el tamaño.

Existe un tamaño máximo de mapa que podemos descargar para tenerlo offline, así que olvidaos de descargar un país entero porque no lo permitirá. Podremos descargar mapas de ciudades concretas o de zonas no excesivamente grande pero nada de grandes extensiones de terreno. Esperemos que esto se corrija con una futura actualización porque con dicha limitación, carece de sentido esta funcionalidad.

El resto de la aplicación ya la conocéis, es simplemente fantástica, de las mejores aplicaciones para móviles que se han creado nunca.

 

Mejoras en el launcher

Android Jelly Bean

 

Ahora, gracias a Project Butter, el sistema operativo Android se ve mucho más veloz y ágil que antes. Esto se nota sobre todo en el launcher, mucho más veloz y fluido. Sin embargo, el launcher no se queda en eso sino que también introduce una serie de mejoras que lo hacen mucho más amigable, más sencillo y más flexible a nuestras necesidades.

Ahora los widgets se adaptarán al espacio que quede en la pantalla y los iconos se reorganizan para dejar espacio al widget. Esto hace que el sistema sea más fácil de usar, adaptándose a nuestras necesidades en vez de al contrario.

 

Voice Search y Google Now

googlenow

Todos esperábamos a Majel, el asistente por voz que tanto decíamos que Google estaba preparando. En parte ha llegado, pero camuflado como Voice Search. Esto nos permite saber casi cualquier dato que queramos, simplemente con la voz y con un lenguaje natural.

La idea de Voice Search es bastante buena porque nos ofrece información muy precisa y exacta con un diseño espectacular, tonos blancos y minimalismo (Apple?). Pero como ya digo, hay dos cosas en el aire, el hecho de potenciar aún más esta herramienta y expandirla a algo más que búsquedas y acciones concretas y el hecho de ver si estará en español desde el primer momento o no (que parece ser que si).

Este Voice Search viene acompañado de algo nuevo, un producto que Google se ha sacado de la manga así, de imprevisto. Hablamos de Google Now, un nuevo sistema que nos ofrecerá información personalizada sin solicitarlo basándose en datos como la localización o nuestras preferencias.

 

Android 4.1 Jelly Bean

 

Por ejemplo, si llego al aeropuerto me dirá el listado de vuelos con sus respectivas horas y los retrasos (si los tienen), el tiempo que hace en ese momento allí y cientos de cosas más que el móvil cree que son interesantes en función del lugar en el que estamos.

Para activar Google Now bastará con deslizar el botón home hacia arriba. La duda queda en como la activarán los usuarios de un HTC One X o un SGS3 dado que estos cuentan con botones físicos. Habrá que ver como se las ingenian.

 

Notificaciones

notificacionesjellybean

Ahora las notificaciones de Android alcanzan un nuevo nivel. Con ICS introdujeron la posibilidad de eliminarlas una a una deslizando hacia los laterales. Con Jelly Bean dotan de nuevas funciones a las notificaciones.

Con Jelly Bean podremos interactuar con una aplicación sin llegar a acceder a ella. Por ejemplo, si tengo una notificación de foursquare, puedo hacer un like sin necesidad de entrar en ella. Así mismo, podemos deslizar con dos dedos hacia abajo si queremos más información de esta notificación.

Y esto es todo de Jelly Bean, las principales novedades, que hacen que Android sea ahora mismo, el mejor sistema operativo para smartphones y tablets.

 

FUENTE: El Androide Libre

 

jun 24

Nueva herramienta gratuita: ESET Rogue Applications Remover

eset

Te damos a conocer la última herramienta ofrecida por la compañía ESET llamada ESET Rogue Applications Remover, dicha herramienta trata de limpiar nuestro equipo consiguiendo eliminar los malware de tipo rogue y los daños que éstos cometen, ya se encuentren en el disco duro o en el registro de Windows.

Resulta de gran interés ya que es una herramienta gratuita y que proporciona un servicio original y necesario para hacer de nuestro sistema un sitio más seguro contra este tipo de software malicioso.

Dichos malware fingen o hacen creer que son una aplicación antivirus, y en realidad lo que realizan es instalar software malicioso o cobrar dinero por el supuesto derecho a una licencia, además también disminuyen la seguridad del sistema modificando varios parámetros, como desactivar el control de cuentas UAC, administrador de tareas, el firewall de Windows.

La aplicación de la que hablamos también devuelve el sistema a su estado original, restaurando los valores seguros de ese tipo de configuraciones para evitar ataques de cualquier otro tipo, algo muy a tener en cuenta. Ya que muchos derivados de rogue pueden ser complicados de remover sino se cuenta con protección previa, pero ESET Rogue Applications Remover permite eliminar la infección y corregir aquellos parámetros modificados de forma fácil y eficaz.

La aplicación está disponible tanto para Windows de 32 bits como de 64 bits, pero antes de descargarlo y comenzar a ejecutarlo hay que asegurarse de tener privilegios de administrador para que pueda funcionar correctamente, además es recomendable tener conexión a Internet para mejorar su funcionamiento.

Hay que tener en cuenta que no debemos confundir esta herramienta con un antivirus ya que hay que recordar que se encarga de eliminar los rogue más persistentes.

Al ejecutar la herramienta comienza a realizar un análisis y limpieza preliminar del equipo:

eset-rogue-1

Una vez terminado el análisis previo, ESET Rogue Applications Remover prosigue con el análisis primordial, donde se informará al usuario de alguna amenaza en la memoria RAM. En la imagen podemos observar la remoción de un rogue que fue encontrado en ejecución y se da la posibilidad de borrarlo.

eset-rogue-2

Una vez terminado el análisis de la memoria, continúa con el análisis del contenido del disco duro principal y si encuentra algún malware te pregunta si deseas eliminarlo.

eset-rogue-3

En el siguiente paso pregunta si se desea enviar un informe de estadísticas de infección al sistema de alerta temprana ESET Live Grid.

eset-rogue-4

Por último se debe reiniciar el sistema operativo para completar correctamente todo el proceso y que las configuraciones vuelvan a sus valores originales como muestra la siguiente imagen:

eset-rogue-5

Si la herramienta encuentra algún rogue complicado de eliminar contribuye a que el equipo infectado por tales malware vuelva a funcionar correctamente. En caso de que no encuentre ningún rogue los análisis serán completados sin encontrar ninguna amenaza y mostrará la opción de visitar la página de ESET.

eset-rogue-6

En conclusión se trata de una herramienta completa y muy útil a la hora de proteger nuestro equipo.

Para saber más sobre dicha herramienta visita la página fuente y para acabar, recuerda que si quieres aprender mucho más sobre los secretos de los sistemas Microsoft Windows, te recomendamos leer el libro de Sergio de los Santos “Máxima Seguridad en Windows: Secretos Técnicos“, o siempre puedes suscribirte al Canal RSS de CROMYSAT para estar al día de las novedades e información técnica de interés.

 

FUENTE: Windows Técnico

 

jun 13

Samsung Galaxy S III, análisis

Samsung-Galaxy-S3

Tras toda una oleada de rumores y filtraciones, prácticamente cuesta llegar a creer que el Samsung Galaxy S III ya sea una realidad al alcance de nuestra mano. Es por ello que tras su primera puesta de largo en Londres, un segundo acercamiento a su software y nuestra habitual ceremonia del desempaquetado, hemos querido sentar al terminal en la mesa de trabajo para analizar en detalle sus prestaciones. Como principales argumentos a su favor contamos con una generosa pantalla Super AMOLED HD de 4,8 pulgadas, la fuerza bruta del nuevo Exynos 4 Quad, un diseño curvado “inspirado en la naturaleza” y S Voice con reconocimiento de voz en español.

¿Quieres descubrir con nosotros qué hay de “hype” y qué de novedad en el nuevo buque insignia coreano? ¿De verdad es tan humano como nos lo pinta Samsung? ¿Tiene todos los requisitos necesarios como para jubilar a su hermano S II? Como siempre, la respuesta a estas y otras muchas preguntas se encuentran a un clic de distancia, así que ya sabes, toma asiento y prepárate para curiosear todos los pormenores del Galaxy S III.

 

 

Diseño

Una vez superado el chasco inicial de que su pinta poco (o más bien nada) tiene que ver con sus hermanos S II y Note, hemos llegado a la conclusión de que su diseño tampoco está nada mal. Bien es cierto que esas líneas redondeadas y su carcasa de plástico le pueden dar un aspecto más “corriente” de lo que en realidad es, aunque a cambio obtenemos un terminal muy cómodo de manejar y sorprendentemente ligero. El Galaxy S III se presenta así con un peso de 135 gramos y un grosor de 8,6 mm, unas marcas cuanto menos reseñables teniendo en cuenta que disfruta de una pantalla de 4,8 pulgadas y una batería de 2.100 mAh (para que te hagas una idea, el S II pesa 116 gramos y tiene un espesor de 8,4 mm, montando un panel de 4,3 pulgadas y una batería de 1.650 mAh).

Comenzamos nuestro habitual recorrido por su fisonomía echando un vistazo a su frontal, que como ya debes saber se encuentra ocupado casi en su totalidad por su pantalla Super AMOLED HD con 1.280 x 720 píxeles de resolución y naturaleza PenTile. Sobre esta se encuentran un LED para las notificaciones, el auricular sobre el logo del fabricante, un par de sensores y su cámara frontal de 1,9 megapíxeles. En el extremo opuesto y al centro se sitúa un botón físico mucho más delgado que el del S II, mientras que a cada uno de sus lados se asientan los clásicos botones táctiles de Android, menú y atrás (ambos retroiluminados de una manera tan potente, que al menos en el modelo blanco, se llega a filtrar todo un halo de luz a su alrededor).

 

Samsung Galaxy S3

 

Pasando ya a sus laterales, la unidad viene con un marco metálico de aspecto semi mate para otorgarle una mayor resistencia, pero vuelve a lucir un aire de lo más minimalista: a la izquierda reina en solitario el control de volumen, a la derecha su botón de encendido y bloqueo de la pantalla, arriba el puerto de 3,5 mm para auriculares, una pequeña muesca para levantar su carcasa y un micrófono secundario para mitigar el ruido ambiente, mientras que finalmente su parte inferior sólo acoge al conector microUSB y el micrófono principal.

Por último, a su espalda monta una diminuta cámara de 8 megapíxeles flanqueada por su flash LED y un discreto altavoz, poniendo la guinda final el logo de los surcoreanos con incrustaciones metálicas similares a su marco lateral. Si nos deshacemos de la maleable tapa de plástico, hallaremos acceso a su batería, su ranura para tarjetas microSD y su microSIM.

Con respecto a su manufactura, no tenemos grandes pegas que objetar: la unidad no sólo se adapta bien a la curvatura de la mano, sino que se siente resistente gracias a la cobertura Gorilla Glass 2 de su pantalla y el acabado HyperGlaze de su trasera (algo que contrasta con los crujidos que experimentamos con el S II si ejercemos más presión de la cuenta). Por desgracia, esta destacable ergonomía no implica que el terminal haya estado exento de algún que otro aterrizaje de emergencia: entre su generoso tamaño y el tacto suave, los resbalones accidentales están más que asegurados, aunque por suerte de momento ha salido ileso en todas las ocasiones. Al hilo de esta cuestión, una de nuestras principales inquietudes con la elección de este plástico brillante para su tapa trasera frente a los vistosos materiales de HTC era que fuera propenso a deteriorarse rápidamente; sin embargo, tras unos días de intenso uso, no hemos notado que su carcasa se haya arañado de manera preocupante.

 

Hardware

Tras una carta de presentación tan cuidada y estudiada al detalle, no podíamos dejar de echar un vistazo al resto de sus componentes, recopilados en la siguiente tabla para que puedas repasarlos con mucho más detalle:

 

Samsung Galaxy S III
Sistema Operativo Android 4.0.4
Ice Cream Sandwich
Interfaz TouchWiz
Pantalla Super AMOLED HD (4,8″)
Resolución panel 1.280 x 720
Procesador Exynos 4 Quad a 1,4 GHz
Memoria RAM 1 GB
Almacenamiento 16/32/64 GB, microSD y
50 GB en Dropbox
Conectividad HSPA+21, LTE, WiFi 802.11 b/g/n, WiFi HT40, Bluetooth 4.0, DLNA
Cámara principal 8 MP con autoenfoque y HDR
Grabación de vídeo 1.080p a 30 FPS
Cámara secundaria 1,9 MP
Sensores GPS, GLONASS, acelerómetro, luz RGB, brújula digital, proximidad, barómetro, giroscopio
NFC
Batería 2.100 mAh
Medidas 136,6 x 70,6 x 8,6 mm
Peso 133 gramos
Cualidad especial S-Voice y reconocimiento de gestos
Contenidos estuche Smartphone, cable USB, cargador, auriculares, manuales

 

Hasta ahí una pequeña muestra de su ficha técnica y potencial, pero si quieres profundizar un poco más en las comparativas, no dejes de echar un vistazo a su enfrentamiento contra otros grandes terminales del momento o frente al resto del árbol genealógico-galáctico de Samsung.

 

Pantalla

Samsung-Galaxy-S3-10

Pantalla, pantalla, pantalla. Es una de las primeras sorpresas (de muchas) que tiene reservadas para nosotros el Galaxy S III. Con una diagonal de 4,8 pulgadas, no cabe duda que no estamos hablando precisamente de un terminal especialmente comedido, pero esta sensación llega prácticamente a quedar eclipsada por el buen hacer de su tecnología Super AMOLED HD y su diseño ergonómico.

Si lo enfrentamos a la antigua gran joya de la corona surcoreana, hemos notado que esta nueva versión es capaz de mostrar los colores de una manera más realista y un mejor contraste, sin que la saturación se pase de la raya ni notar esa ligera dominante al azul de la que venía aquejado el S II. A nivel de colorido, no notamos diferencias sustanciales con el One X, aunque sí que es cierto que los ángulos de visión del juguete de HTC superan a la apuesta de Samsung.

Samsung-Galaxy-S3-11

El panel cuenta con una resolución de 1.280 x 720p, detalle que ayuda a mitigar los efectos extraños que puede llegar a producir su naturaleza PenTile RBFB -eso sí, mentalízate de que no logra camuflarlos del todo: si fijas bien la vista, todavía podrás ver algunos bordes serrados en los iconos o el texto. Aunque ya sometimos a la unidad a la implacable prueba del microscopio, hemos querido retomar los resultados para que puedas ver cómo la distribución de los píxeles lo acerca al Galaxy S original, pero gracias a su buena resolución, esto no impide el uso correcto del equipo.

A nivel de brillo, la unidad se nos antoja muy recomendable para leer o visualizar contenidos a pleno sol; el único inconveniente en este aspecto es que su modo automático funciona de un modo algo errático, tendiendo a apagar los colores más de lo necesario o cuando no procede en absoluto. Si eres asiduo a la lectura y has podido probar a fondo un S II, es posible que te hayas percatado que su brillo, aun estando al mínimo y activando el modo nocturno en nuestra aplicación de lectura, sigue siendo excesivo, haciendo casi obligatorio el uso de un filtro de software. Por fortuna y para nuestra sorpresa, por mucho que la pantalla del S III presuma de unos colores más intensos, la barra de control en la nueva generación logra bajar el brillo un poco más y como consecuencia, no nos ha irritado tanto los ojos.

 

Rendimiento y autonomía

Samsung-Galaxy-S3-12 Samsung-Galaxy-S3-13 Samsung-Galaxy-S3-14

Si tuviéramos que describir con una única palabra al S III, probablemente no repararíamos ni en su diseño, ni en su hardware, sino que directamente nos decantaríamos por “eficiencia”. Este galáctico equipo funciona gracias a un procesador Exynos 4 Quad a 1,4 GHz que prácticamente lo hace volar bajo nuestros dedos. Las bondades de dicho chip no acaban ahí puesto que Samsung lo fabrica con transistores de menor tamaño y mediante un proceso de 32 nm, que le otorgan un mayor rendimiento y un consumo energético más comedido. Para que te hagas una idea de cómo está el patio actualmente, la mayoría de los teléfonos emplean chips de 45 nm, la plataforma Tegra 3 confía en 40 y la opción de Sammy se situaría al mismo nivel que la gama Medfield de Intel, mientras que un escalón más arriba estaría finalmente el Snapdragon S4 de Qualcomm con sus 28 nm.

¿En qué se traduce todo esto en el día a día? Pues básicamente en un uso fluido, sin llegar a atragantarse por muy exigentes que nos pongamos y por muchas aplicaciones que dejemos ejecutándose en segundo plano. A lo largo de nuestros días de prueba hemos intentado buscarle repetidas veces las cosquillas a su procesador, cargando a su espalda desde PDFs repletos de imágenes a vídeos grabados en Full HD (con el plus de además ponerlos en un segundo plano y seguir trasteando con el teléfono como si nada), pero el resultado ha sido siempre el mismo: el S III ha demostrado repetidas veces que puede con todo. Las dos únicas aplicaciones con las que parecía tropezar durante los primeros días eran la de Instagram y la versión gratuita de DrawSomething, mostrando errores que obligaban al cierre de la aplicación, pero tras sus respectivas actualizaciones no han vuelto a tener problemas. Para que te hagas una idea de su ágil manejo el terminal es capaz de encenderse y estar completamente operativo en apenas 20 segundos.

Como siempre, no podemos hablar de rendimiento sin mencionar el impacto que este tiene en la autonomía del equipo. Las expectativas estaban bastante altas, primero por la eficiencia de la que presume el chip S4 y segundo por la generosa batería de 2.100 mAh que lo acompaña. Nuestro equipo ha logrado aguantar un día completo de uso intenso mientras estaba conectado a la red de Simyo en Madrid. A lo largo de esta larga jornada, hemos podido extraer de él un par de vídeos a 1.080p, bastantes fotografías, un par de llamadas de unos 20 minutos de duración en total, unos 40 minutos navegando con el brillo al 75 % y poco más de una hora leyendo en modo noche.

En el entorno multimedia tampoco se queda precisamente atrás alcanzando en nuestras pruebas una marca de 8 horas y 55 minutos reproduciendo un vídeo en bucle con el brillo a la mitad y el volumen en sus tres cuartas partes. En definitiva unas cifras cuanto menos esperanzadoras teniendo en cuenta el tamaño de su pantalla y su desahogada resolución. La navegación, como ya debes haber visto en nuestro primer acercamiento en vídeo también se beneficia considerablemente de su circuitería, siendo especialmente notables las diferencias de velocidad y adecuación del texto si lo colocamos frente al One X o al S II.

 

Software

Samsung-Galaxy-S3-15 Samsung-Galaxy-S3-16

El S III llega a nosotros ejecutando Android en su versión 4.0.4 pero camuflado bajo la última entrega de TouchWiz, una elección que, dependiendo de cuánto aprecio tengas al minimalismo de Ice Cream Sandwich o a la batería de widgets de Samsung te parecerá más o menos acertada. A no ser que hayas pasado el último mes debajo de una piedra, es casi imposible que no hayas oído aunque sea de pasada que los diseñadores de la casa se han inspirado en la naturaleza. Dicha temática está presente en cada uno de sus rincones, desde los fondos de pantalla a los sonidos, pasando por las transiciones. La estética general resulta agradable a la vista y medianamente efectiva en la mayoría de los casos (la buena agilidad de procesador también es un punto a su favor), aunque no te culparemos si una vez superada la novedad, te pasas a un diseño algo más modesto.

Más allá de los cambios puramente estéticos, la gracia del terminal radica en una serie de opciones adicionales con las que Samsung pretende diferenciar a su querido retoño de la competencia haciéndolo algo más “humano”. Quizás el ejemplo más claro nos llega de la mano de S Voice, el sistema de reconocimiento de voz con el que los surcoreanos tratan de dar una dentellada al Siri manzanero. A su favor nos encontramos con que ya está disponible en español y que la localización está muy conseguida: por ejemplo a la hora de realizar una foto es capaz de reconocer una variada selección de sinónimos, respondiendo incluso al cotidiano “pa-ta-ta”. Por desgracia tarde o temprano acaba saliendo a relucir la juventud de este servicio, ya sea cortando las oraciones antes de tiempo o interpretando libremente nuestro mensaje. Como primer acercamiento desde luego no ha estado nada mal y echándole algo de paciencia, logra salir del paso en la mayoría de las situaciones – en definitiva, que nos encantaría adelantar unos cuantos meses en el calendario y ver cómo va madurando. La pregunta del millón es cuántas veces lo utilizaremos en nuestro día a día una vez se haya pasado la novedad; y es que a no ser que estemos al volante, nos sigue pareciendo mucho más rápido (y efectivo) teclear rápidamente nuestra pregunta en Google o pasearnos por sus aplicaciones con apenas un par de toques.

Su otra gran baza es toda una infraestructura de reconocimiento de gestos para hacernos la experiencia mucho más intuitiva. Una de las opciones más interesantes es la que se encarga de iniciar una llamada cuando nos acercamos el smartphone a la oreja mientras estábamos escribiendo un mensaje de texto a uno de nuestros contactos; pero tampoco se quedan atrás la que se encarga de lanzar la cámara desde la pantalla de bloqueo con sólo girar el teléfono, sus alarmas inteligentes o la posibilidad de realizar una captura de pantalla desplazando longitudinalmente la palma por su panel (que no se diga que sus 4,8 pulgadas no están aprovechadas).

Samsung-Galaxy-S3-17

Por si esto fuera poco, el Galaxy S III tiene también alma de “Gran Hermano”, con las funciones “smart stay” y “social tag”. La primera de ellas se encarga de vigilar de cerca cuándo alejas la vista de su pantalla para apagarla y ahorrar batería –reconozcámoslo, pocas cosas hay en esta vida que sean más exasperantes que el teléfono se vaya a dormir repetidas veces mientras estamos leyendo un texto de buen tamaño. Por su parte la segunda se encarga de reconocer y etiquetar automáticamente a los individuos que fotografiemos, así como de enlazar estos contenidos a diversas redes sociales, ayudándonos a categorizar las imágenes y compartirlas más fácilmente.

Por último, la guinda del pastel la pone su sistema de desbloqueo por reconocimiento facial, una característica que ya estaba presente en otros terminales con Android 4, pero que TouchWiz ha querido rescatar para la ocasión.
Nuestro recorrido por las aplicaciones más jugosas del equipo llega a su fin con Dropbox, que como ya hiciera recientemente con HTC se encarga de dar un apetecible “empujoncito” de 50 GB a los 16, 32 o 64 GB de almacenamiento físico con que se ofrece el equipo (reclamar tu porción es tan sencillo como iniciar sesión o crear una cuenta desde la propia app, que ya viene preinstalada). Como contrapartida, S Beam -ese puente a medio camino entre Android Beam y WiFi Direct- ha sido una de las que más nos ha “decepcionado” ya que a pesar de ser extremadamente rápida, sólo permite compartir contenidos entre dos Samsung Galaxy S III.

 

Cámara y multimedia

Samsung-Galaxy-S3-18

A estas alturas ya debes haber sospechado quién es una de las principales beneficiarias de su corazón tetra núcleo y estás totalmente en lo cierto. Si ya hemos dicho en un par de ocasiones que el terminal se mueve cual grácil gacela, su cámara directamente vuela. Para que te vayas haciendo una idea, en modo continuo su sensor de 8 megapíxeles es capaz de realizar hasta 6 tomas por segundo o si le dedicas algo más de tiempo hasta 20 capturas seguidas; mientras que en el convencional apenas hemos notado retraso entre que apretamos el disparador y tiene lugar la foto (de hecho, si en este mismo modo optamos por hacer varias instantáneas seguidas, el terminal suprime la animación de captura y guardado para que podamos ganar más rapidez). El rival a batir era el ImageSense de HTC y tras haber podido disfrutar del buen hacer fotográfico de ambas plataformas, la apuesta de Sammy nos ha parecido ligeramente más rápida en sus respuestas.

De todos modos, por muy rápida que sea la cámara, no nos sirve de nada si su calidad no está a la altura y una vez más el bastión surcoreano vuelve a pasar la prueba con nota. La mayoría de sus capturas gozan de un colorido y una nitidez excelente, con el valor añadido de que la calidad no se ve perjudicada por la compresión de archivos, de manera que incluso podremos recortar nuestras creaciones sin tener que preocuparnos demasiado por la pérdida de detalle. La única pega que le pondríamos sería a nivel físico, ya su óptica viene con una apertura máxima de f/2.6 que si bien no termina de ser del todo mala en situaciones de escasa luz ni aporta demasiado ruido, sí que contrasta con el f2.0 por el que apuesta HTC en su familia One.

A estas alturas de la película no esperábamos menos que una calidad de vídeo digna de elogio en este nuevo Galaxy, pero los resultados han superado con creces las expectativas. La unidad es capaz de grabar y reproducir vídeo a 1.080p y 30 fps, con un enfoque continuo que casi nos hace olvidarnos de que nos encontramos ante la cámara de un smartphone. Los valores de exposición y la claridad general de la toma son prácticamente impecables, sin verse aquejados del temible efecto “gelatina” si cambiamos bruscamente de posición. Los problemas surgen al grabar en un entorno con poca luz una fuente algo más intensa, como por ejemplo una tarta con las velas encendidas en una habitación semi a oscuras o los focos de los coches en nuestra toma nocturna.

 

Prueba I de vídeo

 

Prueba II de vídeo

 

Con respecto a la aplicación en sí, Samsung ha vuelto a confiar en una interfaz con accesos directos personalizables como ya hiciera con su hermano S II. Entre los parámetros a los que podemos acceder se encuentran varios modos de disparo (entre ellos ráfagas, panorámicas, HDR y el reconocimiento de sonrisas, por citar algunos de los más jugosos), pero también la batería habitual de menús para gestionar el balance de blancos, la exposición, la sensibilidad ISO o activar la detección de rostros.

El lote se completa con una cámara secundaria para videoconferencias de 1,9 megapíxeles, que aunque se coloca por encima de la media entre las de su clase, no deja de ofrecer resultados “pasables” comparados con el buen hacer de su hermana mayor.

 

Conclusión

Samsung-Galaxy-S3-19

No cabe duda que Samsung se ha aplicado en hacer bien los deberes de cara al lanzamiento de este galáctico de tercera generación. A la hora de hacer balance tras estos días de prueba no podemos quitarnos de la cabeza el buen trabajo realizado por la compañía a nivel de procesador, consiguiendo que la unidad no titubee por muy exigentes que nos pongamos. Tampoco se quedan atrás su generosa pero eficiente pantalla Super AMOLED HD que casi nos hace olvidarnos de su naturaleza PenTile, su versátil cámara de fotos con un amplio surtido de opciones o su crecidita batería.

Sin embargo, no todo es de color de rosa y la unidad podría haberse beneficiado de un diseño algo más rompedor que ayudara a distanciarlo de la competencia (y no parecer un Corby XL) o una interfaz capaz de anteponer la eficacia a las florituras. S Voice ha logrado desmarcarse del resto de funciones con una notable soltura y ofreciéndose en español, aunque por desgracia dada su juventud no está exento de desafortunados malentendidos que esperamos ver solucionados en un futuro no muy lejano.

Pese a todo, la gran apuesta de Samsung para este 2012 nos ha parecido extremadamente completa y, “hype” a un lado, ha demostrado ser un digno pretendiente al podio de terminales más deseados del momento.

 

FUENTE: Engadget

 

jun 08

Auguran la desaparición de Facebook en 2020

  • Así lo ha predicho el fundador de una compañía que se encarga de analizar empresas y detectar su valor en el futuro para invertir en ellas.
  • Asegura que Facebook estará en una situación similar a la actual de Yahoo.
  • Parece ser que el futuro, y también el punto débil de Facebook está en el sector móvil.
  • Sigue a  Cromysat en  Facebook y Twitter.

Mark y Facebook

Un analista ha previsto la caída de Facebook en los próximos años y según ha augurado en 2020 se habrá extinguido. La situación futura de Facebook será muy similar a la que atraviesa Yahoo actualmente. Según ha recomendado el especialista, la única forma que tiene Zuckerberg de salir a flote será competir fuerte en el sector móvil.

El negro futuro de la mayor red social ha sido previsto por el fundador de la Fundación Ironfire Capital, Eric Jackson, una compañía que se encarga de analizar empresas y detectar su valor en el futuro para invertir en ellas. Según ha publicado la CNBC, Jackson sostiene que en unos años Facebook desparecerá de la misma forma que lo ha hecho Yahoo.

Parece ser que el futuro y el punto débil de Facebook está en el sector móvil. La red social tiene que empezar a atraer usuarios móviles y a monetizarlos. Esta es la apuesta más fuerte según Jackson que debería hacer la red social para mantenerse a flote.

Los comentarios de Jackson han coincidido con la pérdida del valor de las acciones de Facebook desde que salió a Bolsa, bajando de los 38 dólares de precio inicial (30,34 euros) a los 27 dólares (21,56 euros) en tan solo dos semanas.

El fundador de Ironfire Capital ha comparado Facebook con Yahoo, según ha afirmado la situación entre ambas empresas será muy similar ya que Yahoo “todavía sigue ganando dinero, sigue siendo rentable, aún tiene 13.000 empleados trabajando, pero sólo tiene el 10% del valor que tenía en el alza del 2000“.

La red social según Jackson se encuentra en una “segunda generación”, siendo la primera protagonizada por los gigantes de la web Google y Yahoo y existiendo una tercera y nueva generación: las empresas que se centran en dispositivos y usuarios móviles. Esta tercera generación debería ser el punto en el que se debería centrar Facebook, ya que se trata de una de las razones por las que Facebook no ha logrado cuajar en Bolsa.

El mundo se mueve más rápido, cada vez es más competitivo“, ha afirmado el analista. Sin embargo también ha asegurado que Facebook no tendrá problema en unirse a la tercera generación y ser un punto fuerte en el sector móvil.

 

FUENTE: 20minutos.es

 

may 22

HTC One V, análisis

HTC-One-V

El HTC One V es el tercer integrante de la familia One, revulsivo de HTC para salir de la situación negativa en ventas e ideas que estaba atravesando. Con el HTC One X y One S parece que lo han conseguido desde el punto de vista de las críticas, incluso creando dudas a los compradores del Samsung Galaxy S3.

El modelo que nos ocupa tiene el punto de mira en la gama media Android, y por lo tanto no se trata de un terminal con lo último en especificaciones, más bien nos encontramos con mucho apartados conocidos, bien cocinados, con la destacable incorporación de Ice Cream Sandwich junto a HTC Sense 4.0.

Además de tratarse de un teléfono que situamos en un escalón intermedio del mercado, también puede resultar muy interesante para aquellos que quieren un Smartphone de reducidas dimensiones, y es que sus 3.7 pulgadas le hacen moverse en unas dimensiones similares a la de un iPhone 4, bastante más pequeño que lo que se estila en Android.

Para el que lleve tiempo familiarizado con los teléfonos HTC, el diseño del One V les recordará a uno de los terminales importantes de su historia, el HTC Legend, a su vez sustituto del HTC Hero. Sus hermanos mayores se caracterizaron por contar con un acertado equilibrio entre precio, calidad y especificaciones ¿habrán conseguido repetir la fórmula?

 

Diseño

HTC-One-V-beats-audio

No hay dudas de que el diseño está basado en el HTC Legend, imaginado para nuestros días, con una calidad de construcción y materiales superior a los competidores del mercado. La curvatura que se produce en la zona inferior es característica del diseño chin de HTC. Está disponible en color negro, y en gris (también hay una versión morada para algunos mercados).

El diseño y cuerpo unibody de aluminio es más acorde en un teléfono de gama alta, cuestión que valoramos. También lo es su tamaño, que con 9.2 milímetros de grosor y una pantalla de 3.7 pulgadas, nos movemos en unas dimensiones similares a la de un iPhone 4. Su peso es de 115 gramos.

Como ya hemos visto en otros HTC, se utiliza un plástico gomoso tanto la zona de la cámara, como el compartimento de la SIM (no hay microSIM como en sus hermanos mayores) y la tarjeta MicroSD, que vamos a utilizar seguro, ya que la memoria interna es mínima (prácticamente 1GB disponibles de los 4 incluidos).

A alguno no le gustará conocer que la batería es fija, y es de 1.500mAh. Volviendo a la pantalla, da la sensación de estar muy en la superficie, y utiliza protección Gorilla Glass. Como podéis comprobar, los botones de navegación son los de Ice Cream Sandwich, y son capacitivos.

Dando una vuelta por el teléfono nos encontramos con el logo Beats Audio, parece que va a ser una cosa normal en los modelos One, pero que podrían haber acompañado de un altavoz de mayor calidad. Nos gusta encontrarnos con un LED para notificaciones.

Terminamos el apartado con una ausencia a destacar como es la cámara frontal, que hemos visto en otros teléfonos Android de gama media, y en cuanto a la conectividad, tenemos soporte WiFi b/g/n, y Bluetooth 4.0.

 

Pantalla

HTC-One-V-pantalla

Desde que los Smartphones son prácticamente táctiles, es necesario dedicar un apartado del análisis a la pantalla. En el caso del HTC One V, tenemos 3.7 pulgadas con resolución 800×480 píxeles en un panel Super LCD 2 de notable calidad.

Es un panel con altos niveles de brillo, y por su tamaño, disimula mejor el tamaño de punto (252 ppi) con respecto a otros más grandes con la misma resolución. La pantalla parece situada ligeramente sobre el teléfono, y demuestra además unos ángulos de visión muy buenos.

Se ve sin muchos problemas a plena luz del sol, y el colorido que muestra es muy agradable. En definitiva, una pantalla mucho mejor de lo que podemos esperar en un teléfono de gama media.

 

Software

HTC-One-V-software

Si en los tiempos que corren, llevar Ice Cream Sandwich es una característica importante, lo es más si tenemos en cuenta que no estamos ante un terminal de gama alta. Aquí debemos aplaudir el trabajo de HTC, que demuestra que perfectamente puede funcionar sobre un hardware de 2010, y encima le coloca su compleja personalización Sense.

HTC Sense en su versión 4.0 funciona fluido en el One V, no vuela como en sus hermanos, sobre todo cuando se le carga con aplicaciones exigentes, pero va bastante bien. Para ello notamos que la carga gráfica y las animaciones 3D han disminuido. No falta la pantalla de inicio con desbloqueo selectivo.

En lugar de siete pantallas de inicio, reducimos a cinco. Tampoco tenemos la opción de realizar un pellizco y ver todos los escritorios en miniatura. Otro detalle que se pierde son algunos widgets a pantalla completa, como el famoso del tiempo. El teclado también ha sido rediseñado para amoldarse al tamaño de pantalla, a mi no me gusta especialmente su funcionamiento.

Contar con Android 4.0 trae consigo el hecho de poder usar aplicaciones como Chrome, aunque le cueste, o la renovada y completa aplicación de Gmail. Sinceramente, si pudiera quedarme con una interfaz básica, mejor que mejor, sobre todo en teléfonos económicos.

Qué decir sobre el navegador web, pues funciona bien, pero le cuesta cargar webs muy recargadas, lo notamos a la hora de hacer zoom con dos dedos o movernos sobre las páginas, y es que no podemos pedirle mucho más a un hardware del año pasado.

En cuanto a aplicaciones integradas, encontramos Facebook, Twitter, Dropbox, Polaris Office, y alguna nueva como el servicio de descarga de música 7Digital, o la radio TuneIn, que nos busca todas las emisoras que tengamos cerca de nuestra ubicación.

De la casa, sigue estando HTC Hub, que da acceso a aplicaciones seleccionadas por los taiwaneses, aunque creo que no tiene sentido estando Google Play. Destacar el bueno funcionamiento y el aspecto visual de la gestión de la multitarea que llega con Android 4.0.

 

Cámara

HTC-One-V-camara

HTC ha vendido la idea de que la cámara es un aspecto muy potenciado en sus teléfonos One, lógicamente es algo más fácil de conseguir en los presupuestos de sus hermanos mayores, y en el caso del One V, se nota el trabajo, pero tampoco se pueden hacer milagros.

La cámara cuenta con un sensor de 5 megapíxeles con enfoque automático, se comporta de forma mediocre, en el sentido de la palabra de que no sobresale de la media, ya que no destaca en nada: los colores a veces son demasiado saturados, la nitidez sufre por un procesado excesivo, y tampoco podemos hacer tomas macro especialmente detalladas. No me malinterpretéis, la calidad es buena, si las condiciones así se dan, y no creo que en el margen de precio en el que se mueve el teléfono haya algo mejor.

Acompañando al sensor tenemos un chip dedicado y bautizado como ImageChip, que está aquí para ayudar en el proceso de las imágenes, prometiendo tomar imágenes mientras grabamos vídeo (también con vídeos de la galería), disparo en ráfaga, y acabar con el lag entre toma y toma. Es destacable este tipo de funcionalidades en un teléfono de gama media, pero no nos equivoquemos, en el One V, el último caso no es tan fluido como en los otros One.

La interfaz es muy buena y completa, mezclando el vídeo y la foto en los controles. Tenemos modo HDR, panorámico, enfoque táctil, detección de caras y sonrisas , geoposicionamiento y filtros a realizar antes de la toma.

Destacamos que con poca luz la cámara se defiende, algo tiene que ver con la óptica elegida, f2.0. El flash LED tiende a quemar bastante las tomas y podemos conectarlo en cualquier momento.

Pasando al vídeo, podemos grabar en formato 720p a 30 imágenes por segundo (MPA, H.264), con un bitrate bastante bajo (5Mbps), a pesar de ello tenemos unos colores y suavidad decentes. De nuevo destacamos el comportamiento cuando hay poca luz.

 

 

HTC One V

 

Tenemos la posibilidad de enfocar de forma táctil, o dejar que la cámara enfoque automáticamente de forma continua, bastante bien. En lo que respecta al audio, pasable, pero sólo tenemos un micro, por lo que no hay posibilidad de hacer cancelación de ruido como en sus hermanos mayores.

 

Rendimiento, conectividad y batería

La parte más floja del teléfono y por lo tanto a la que menos se le puede exigir. Con un Qualcomm Snapdragon S2 MSM8255 a 1GHz, que hemos visto en montones de teléfonos en el mercado (la RAM se queda en 512 MB). En definitiva, un hardware del año pasado, muy bien aprovechado.

No podemos esperar de él un Smartphone ideal para ejecutar juegos con alta carga gráfica (aunque Shadowgun se puede ejecutar, por ejemplo), o exprimirlo con la multitarea, pero sin duda lo hace bastante bien para estar llevando adelante Ice Cream Sandwich y una versión descafeinada (principalmente en transiciones) de Sense 4.0.

HTC-One-V-hardware

Las aplicaciones se toman su tiempo en cargar, el navegador lo pasa mal si estamos en una web recargada y nos ponemos a exigirle desplazamientos y zooms, pero lo dicho, es un terminal por debajo de los 350 euros, y en algún sitio tendría que estar un poco más cojo.

Los benchmarks no nos van a quitar el sueño en un teléfono de estas características, pero como curiosidad os diré que en Quadrant supera por poco la barrera de los 2.000 puntos, y en Vellamo los 1.100. Debemos tener en cuenta que la resolución de pantalla es baja, por lo que las pruebas lucen mejor.

Como es habitual en teléfonos HTC, los tiempos de suspensión y apagado del teléfono son rápidos, gracias a la opción HTC FastBoot. Tenemos conectividad WiFi (802.11b/g/n), Bluetooth 4.0, HSPA (850/900/2100), GPRS (850/900/1800/1900).

HTC-One-V-benchmark

En comparación los otros HTC One, no hay soporte DLNA, ni NFC. Pero la falta más destacable es sin duda la de la brújula digital, un detalle que está presente en la mayoría de los teléfonos Android.

Mucho más interesante es la duración de la batería de 1.500mAh, si este es un aspecto más importante para vosotros que la potencia de proceso, os encantará saber que el tipo aguanta más de un día a tope de uso. El tamaño de pantalla y lo optimizado de un hardware más que conocido, consiguen buenos números de autonomía.

No hay sorpresas positivas ni negativas en la calidad de llamada, buen volumen del altavoz, pero tampoco excesiva claridad en el sonido. Diría que en general el resultado es más que notable en la liga en la que juega.

 

Beats Audio incorporado

HTC-One-V-beats-audio-2

Como ya viene siendo habitual en la marca taiwanesa, la firma Beats está en la espalda del teléfono, que llega para mejorar el sonido de los teléfonos. En el caso del One V, me parece que lo que hace es colocar un sistema de ecualización y mejora en el volumen del audio.

Antes era posible vía reproductor del sistema, ahora se extiende a otros servicios, como puedan ser los incluidos en el sistema de serie (TuneIn, SoundHound, 7Digital). Es de agradecer que se nos den estas posibilidades de ecualización y personalización del audio, pero tampoco es un aspecto a destacar demasiado.

Lo que sí me han gustado son los auriculares, que a pesar de contar con un diseño simple, no suenan nada mal, y hacen honor a la firma Beats.

HTC-One-V-beats-audio-3

 

La opinión final

Exteriormente es un teléfono fantástico por materiales y diseño, poco vamos a encontrar mejor en su mercado. Pero tenemos que tener claro que lo que encontramos dentro de este envoltorio de aluminio es un teléfono poco capaz si vamos a hacer un uso exigente, si no es así, es un teléfono estupendo por su precio.

Destacamos la demostración por parte de HTC que Ice Cream Sandwich puede estar ahí, con su personalización incluida, pero pensamos que hace falta un poco más de optimización, o bien es que le viene grande.

Lo veo como una alternativa estupenda para aquellos que buscan un teléfono con menos de cuatro pulgadas, con calidad, una buena pantalla, y una cámara decente repleta de virguerías.

 

Nos gusta

  • Calidad de materiales de primera
  • Estupendo diseño unibody, muy manejable y resistente
  • Pantalla de notable calidad
  • Duración de la batería
  • Software de la cámara: ráfagas, fotos durante el vídeo, rapidez entre tomas, filtros…
  • Ice Cream Sandwich con HTC Sense 4.0
  • Buenos auriculares

No nos gusta

  • El hardware interno se queda corto en aplicaciones exigentes, o con el navegador
  • Sense 4.0 descafeinado visualmente
  • La cámara no destaca ni en foto ni en vídeo
  • Ausencia de brújula digital, soporte NFC y DLNA
  • No tenemos cámara frontal

 

HTC One V, disponibilidad y precio

El teléfono está ya disponible en el mercado, a un precio libre de 349 euros, algo más caro que un teléfono con hardware interno equivalente, pero con el plus del diseño y calidad de materiales, además de una pantalla en condiciones.

HTC-One-V-beats-precio

Los competidores Android más potentes creo que los tenemos en Sony, con teléfonos como Xperia Sola y Xperia U. En ellos tenemos un hardware sobre el papel superior, con doble núcleo, y pantallas de similares dimensiones. Además del soporte NFC.

No iba a faltar la competencia en Samsung, donde encontramos el Ace 2, también con doble núcleo. Ninguna de las alternativas se lanza con Ice Cream Sandwich, y el material de sus carcasas abusa del plástico.

Si nos vamos a otra plataforma, teléfonos con Windows Phone 7 también pueden ser una buena apuesta, con menos aplicaciones, pero con mejor optimizaciones del sistema con respecto al hardware. Un bueno nombre es el del recientemente presentado Samsung Omnia M (alrededor de 300 euros), o los Nokia Lumia 610 y Lumia 710.

 

FUENTE: Xataka

 

may 18

HTC One X: Análisis a fondo y experiencia de uso

HTC-One-X-01

En el Mobile World Congress una de las firmas que más destacó fue HTC que con su gama One demostró que este año 2012 todo iba a cambiar en su compañía y que iban a recuperarse del desastroso año 2011 donde Samsung les ganó la partida con su exitosa gama Galaxy.

De los tres que presentaron, hoy vamos a analizar pormenorizadamente al HTC One X, el terminal que viene a ser el gama alta de HTC con el que se supone que va a tener que lidiar el reciente Galaxy S3 (que dentro de poco analizaremos también). Os adelanto que es un magnífico terminal pero, como todos, tienen sus pros y sus contras así que vamos a hablar de ellas detenidamente.

 

Diseño exterior: Cuerpo unibody y materiales de calidad

HTC-One-X-02

Empecemos por la parte más superficial, la parte que puede hacer en muchos casos que un dispositivo sea un éxito en ventas o no, hablamos del diseño exterior. En este caso los taiwaneses han optado por un cuerpo unibody (de una sola pieza) confeccionado en policarbonato. Todos los orificios están realizados con una gran precisión gracias a una nueva técnica de microperforación. Este detalle es apreciable en los agujeros del altavoz trasero o en los del auricular frontal para las llamadas, los cuales pasan casi desapercibidos.

En cuanto a dimensiones, hablamos de 134.36 × 69.9 x 8.9 milímetros y un peso de 130 gramos, números similares a los de un Galaxy Nexus. Estas cifras son muy destacables teniendo en cuenta que prescinden de materiales como plástico y que cuenta con una diagonal de 4,7″ que evidentemente incrementa el peso.

En la parte superior encontramos el Jack de 3,5 mm para los auriculares, la ranura para la microSIM, un segundo micrófono de cancelación de ruidos y el botón de bloqueo. En el lateral izquierdo encontramos la entrada MicroUSB (que hará funciones de salida HDMI gracias al protocolo MHL) y en el opuesto veremos los botones de volumen. En la parte frontal vemos el auricular de las llamadas (que incluye un LED en su interior), la cámara frontal, la pantalla de 4,7 pulgadas y los tres botones capacitivos (atras, home y multitarea). Por detrás, nos encontraremos la cámara trasera con flash LED, logotipo de HTC, conector para un dock y el altavoz trasero con la serigrafía de Beats Audio. Por último, en la parte inferior, encontramos el micrófono para las llamadas.

HTC-One-X-03

La calidad del dispositivo salta a la vista nada más sacarlo de la caja. Aunque HTC siempre ha optado por diseños de gran calidad, en este One X se encuentra un aspecto mucho más moderno pero manteniendo una sobriedad y elegancia que pocos fabricantes consiguen. Este gran esmero que HTC ha puesto por cuidar cada detalle es apreciable por ejemplo en los bordes, donde el cristal de la pantalla y la parte trasera se funden como si fueran uno solo gracias a un acabado biselado.

Pero no todo es bueno en el diseño del One X sino que tiene un par de contras que pueden hacer incomodar a algunos. Para empezar la cámara trasera sobresale un poco, como por ejemplo ocurría con la Desire HD o con el HTC Titan. Aunque no es un problema excesivamente grave, si que tendremos que tener cierto cuidado con ella. El otro problema lo encontramos en el botón de bloqueo, que sigue situado en la parte superior, una zona de difícil acceso teniendo en cuenta que hablamos de un terminal muy grande, pero como con la cámara, no es un problema excesivamente grande.

 

Hardware: 4 núcleos y mucha potencia

Empecemos con la parte más técnica del HTC One X, donde como un buen dispositivo de gama alta, arroja unos números espectaculares.

  • Pantalla de 4,7 pulgadas SuperLCD 2 con resolución de 1280 x 720
  • Procesador Nvidia Tegra 3 a 1,5 Ghz (4 núcleos + 1)
  • 1 GB de RAM
  • 32 GB de ROM
  • Cámara trasera de 8 megapíxeles con sensor retroiluminado, apertura focal 2.0 y chip dedicado para esta. Grabación en Full HD (1080p)
  • Cámara delantera de 1,3 megapíxeles con grabación en HD (720p)
  • Beats Audio
  • Chip NFC
  • Bluetooth 4.0
  • Wi-Fi a/b/g/n
  • Giroscopio, acelerómetro, sensor de proximidad, sensor de luz, brújula digital y barómetro.
  • No MicroSD
  • MicroSIM
  • Conector para dock.
  • Batería de 1800 mAh

HTC-One-X-benchmark

La potencia de este móvil es innegable y así lo demuestran los benchmarks, que aunque no son una medida 100% fiable, si que nos dan una idea de la potencia real del móvil. En Quadrant nos da un resultado de 4935 y en Antutu el One X arroja una puntuación de 8878, cifras muy altas que demuestran el poderío del móvil. Para que os hagáis una idea, mi Galaxy Nexus da en Quadrant unos 2135 y en Antutu 6010 por lo que la potencia en este móvil está asegurada.

En el apartado de conectividad vemos como es uno de los smartphones más completos, con chip NFC, Bluetooth 4.0 y Wi-Fi a/b/g/n. Todas las conectividades funcionan sin problemas y a una gran velocidad sin embargo, si colocamos la mano en la parte superior pierde toda la conexión Wi-Fi, es decir, tiene un poco de antennagate. No obstante, esto hay que hacerlo presionando el terminal y tapando prácticamente medio teléfono por completo por lo que es algo que no afectará nada al uso del móvil.

Sin embargo, aunque en general es simplemente espectacular, debemos criticar un par de cosas que podrían ser mejorables. Una de ellas es la no incorporación de ranura para tarjetas microSD que, aunque es innecesaria con 32 GB de memoria interna, no hubiera estado de más añadirla. Así mismo, hay que “criticar” la utilización de MicroSIM que puede dificultar el cambio con otros dispositivos.

Por último me gustaría hablar de la batería, un apartado donde el One X no destaca ni para bien ni para mal, el dispositivo con sus 1800 mAh viene a durar más o menos lo mismo que el Galaxy Nexus, es decir, un día con uso medio, medio día con uso fuerte y hasta dos días con uso bajo. Nada del otro mundo.

 

Software: Ice Cream Sandwich acompañado de Sense 4.0

HTC-One-X-04

Una de las capas más afamadas dentro del mundo Android es Sense, la personalización típica de HTC. En su versión 3.0 y 3.5 he de reconocer que no me gustó mucho y decidí optar por Android vanilla, sin embargo, esta nueva versión me ha vuelto a atraer mucho y es que hay que reconocer que Sense 4.0 es la primera capa que añade funciones y mejora Ice Cream Sandwich.

El launcher ha sido completamente renovado, con posibilidad de tener hasta 7 pantallas y la función previsualización que nos permite ver en miniatura todas estas pantallas con un pellizco de dedos. Ahora contamos con un dock inferior personalizable cuyos accesos directos serán los mismos que los de la pantalla de bloqueo. El cajón de aplicaciones ahora cuenta con un scroll horizontal y sigue estando dividido en tres secciones: todas, descargadas y favoritas.

HTC-One-X-05

Otra de las diferencias es que si queremos añadir un widget, tendremos que seguir haciéndolo como antes, dejando pulsado en el escritorio y nada de buscar por el menú como hacemos en ICS vanilla. Tras hacer esta acción, veremos una amplia selección de widgets de diferentes tamaños y super útiles, que encajan a la perfección con el resto de la interfaz.

En cuanto a las aplicaciones, hay que reconocer que son todas magníficas aunque me gustaría destacar tres de ellas: el tiempo, calendario y correo. Las tres aplicaciones son prácticamente las mejores en su sector, incluso mejores que las que hay en la Play Store, que como todos sabemos, son de muy buena calidad.

La pantalla de bloqueo es una de las cosas que más me gusta de HTC Sense. Esta ya venía siendo arrastrada desde la versión 3.0 pero en la nueva gama One, han decidido darle unos retoques para hacerla aún mejor. Al igual que antes, cuenta con una serie de información en primer plano que sigue siendo modificable y cuatro accesos directos que al ser arrastrados al anillo, abren directamente la aplicación.

HTC-One-X-06

Toda esta capa viene montada sobre Ice Cream Sandwich, haciendo que la experiencia en cuanto al software sea inmejorable. No obstante, tiene un par de pegas en este sentido y es que cuenta con la versión 2.6 del kernel, cuando la mayoría de terminales con ICS cuentan ya con la 3.0. Esta puede ser la causa de que a veces, navegue un poco más lento que mi Galaxy Nexus o de que los fondos animados se paralicen al pasar de pantalla a pantalla. Lo bueno de todo es que esto es solucionable mediante una simple actualización así que a la espera estamos.

La otra pega que antes citaba, es el conflicto que causa el uso de botones capacitivos en Ice Cream Sandwich. ¿Por qué? Básicamente porque cuando lanzamos una aplicación que no está adaptada a ICS y por tanto, requiere el uso del botón menú, nos aparece una barra negra con tres puntos en vertical que hace la función de menú, desaprovechando espacio de pantalla. Esto dejará de ser un problema cuando la mayoría de aplicaciones ya estén adaptadas a la nueva versión de Android.

 

Multimedia: Audio, cámara y pantalla sobresalientes

El apartado multimedia es donde HTC ha dado un paso bastante grande respecto a años atrás. Han incorporado Beats Audio, aprovechando su alianza el pasado año con esta compañía, ha mejorado considerablemente la cámara con un nuevo chip dedicado específicamente a esta y han montado una pantalla que al fin iguala a la SuperAMOLED de Samsung.

HTC-One-X-07

Empecemos con el Audio, es decir, con Beats. Aquí es un punto donde el HTC One X destaca por encima de todos sus rivales gracias a unos altavoces que suenan con mucha calidad y a un volumen muy alto. Tampoco esperéis que suene como los altavoces de una discoteca pero si que podemos decir que, al menos en nivel de volumen, alcanza a los antiguos Nokia Xpressmusic que, hasta día de hoy, han sido los móviles con mejor audio.

Muchos preguntaréis sobre los auriculares, sobre si incorpora los UrBeats o no y es que es un tema que está teniendo mucha repercusión en los foros, así que confirmo que no lleva UrBeats. Los únicos que los llevan eran las primeras unidades que Vodafone ha distribuido, así que los demás tienen que conformarse con unos normales de HTC. No obstante, aunque no son Beats, los auriculares son buenísimos y mejoran considerablemente los típicos que ha estado usando HTC en las dos últimas generaciones. Además, gracias al modo Beats Audio, cada vez que conectemos unos auriculares notaremos una mejora sustancial gracias a este software desarrollado por la compañía. Esta mejora se ve incrementada cuando los auriculares que conectamos son unos Beats, donde el audio ya es lo mejor de lo mejor.

Damos ahora el salto a la cámara, un lugar donde HTC tenía serias carencias desde el Nexus One. Por aquel entonces, la cámara no era un elemento especialmente importante aunque ahora, con aplicaciones como Instagram y tantas redes sociales es uno de los puntos donde las empresas deben de hacer más énfasis.

La cámara del One X es, exceptuando la del Xperia S, la mejor que hemos podido probar hasta ahora, es más, me atrevería a decir que mejora la del iPhone 4S que tantas alabanzas ha tenido por ser la mejor del mercado. Para que os hagáis una idea, os dejo una foto del One X y otra del Galaxy S2 para que apreciéis las diferencias. Os recuerdo que la cámara del SGS2 no se caracteriza precisamente por ser mala.

HTC-One-X-08

Si nos centramos en el software de la cámara, debemos reconocer que es de lo mejorcito que podemos ver en Android, incorporando multitud de efectos y funciones que hacen de nuestro One X la cámara perfecta para nuestros viajes.

La función de tomar fotos mientras grabamos vídeo que tanta expectación ha creado, funciona bastante bien, aunque si estamos en movimiento a veces pueden salir un poco desenfocadas las fotos. No obstante, es una función nueva que mejorarán con actualizaciones.

HTC-One-X-09

Y por último pasemos a la pantalla, otro lugar donde HTC también necesitaba mejorar mucho y esta nueva SuperLCD2 no ha defraudado y se pone a la altura de las SuperAMOLED e incluso llega a mejorarla en algunos sentidos. Tiene mucho más brillo, saturación y da unos blancos mucho más reales que las AMOLED, aunque por contra, no tiene los mismos negros que estas, que son negros casi totales.

El ángulo de visión es casi de 180º y la visibilidad en exteriores es muy buena, mejor incluso que las SuperAMOLED y las IPS, que se caracterizan por destacar en este apartado. Así que, viendo esto, podemos decir que monta una pantalla sobresaliente.

 

Conclusiones

Estamos ante uno de los mejores terminales con Android que tenemos en el mercado. Su cámara, su audio y su pantalla son magníficos y gracias a su software y su hardware conseguimos un dispositivo simplemente exquisito.

Las únicas tres pegas que le pongo son el uso de microSIM, la cámara que sobresale en exceso del resto del cuerpo, y sobre todo, lo que más molesto resulta, la duración de la batería, que sigue manteniéndose en 1 día a pesar de que se puede aumentar sin comprometer el grosor y el peso, como ha hecho Motorola con el Razr Maxx

Si vienes de un Samsung Galaxy S2, Galaxy Nexus o HTC Sensation el cambio no creo que merezca la pena salvo que para tí sea indispensable tener lo último. Es un cambio notorio pero no lo suficiente como para cambiar, sobre todo si cuentas con un Nexus, como yo. Si cuentas con cualquier otro terminal, notarás como al tener este móvil entras en otra dimensión.

 

FUENTE: El Androide Libre

 

Entradas más antiguas «